Una nueva vida 55.3



— ¿Os casareis en cuatro meses?- pregunto Frederick sorprendido, pues lo mínimo normalmente habían sido ocho meses

— Si, tengo mucho interés en hacer a Radians mi esposa, ¿podréis terminarla en cuatro meses?

— Por supuesto que podremos terminarla en esos meses- sonrió Anthony- pero te costará bastante caro, mi hermano y yo te rebajaremos nuestro precio, pero si quieres tenerla terminada en cuatro meses necesitaremos mucha mano de obra

— Me da igual, lo que quiero es que esté terminada para ese día- les sonrió y después adoptó de nuevo la actitud seria de antes

— Está bien- dijo Frederick- ¿dónde está el terreno?

— Es la antigua casa de mis bisabuelos- comentó José

— ¿La que está abandonada?- preguntaron sorprendidos- creí que de pequeño odiabas esa casa porque estaba echa a la antigua

— Y es cierto, pero quiero vivir allí, la modernizareis y la haréis propia de una princesa- sonrió a sus amigos- empezad ahora mismo, podéis ir a verla si queréis

— Está bien, estará terminada en cuatro meses

— Diego se quedará aquí para pagaros, yo tengo que ir a atender otros asuntos

— Está bien Lord José- sonrió Frederick- y permítame darle de nuevo la enhorabuena

— Simón, recuérdame que invite a ambos al matrimonio- les sonrió mientras les estrechaba la mano

Cuando salieron de allí, se dirigieron a otra de las calles a contratar una modista que fuera a hacer los vestidos a Lorena y a Eduardo, él se los pagaría por haber ayudado tanto a Radians.

Una hora más tarde José ya estaba en su casa enseñándole el anillo de compromiso a Irene y las demás mujeres de la casa.

— De veras es precioso- sonrió Sajira

— Medí- habló a su cuñada- Diego vendrá pronto, le he enviado a que lleve a los arquitectos a la casa y les pague lo que corresponde.

— Claro, no te preocupes- le sonrió mientras José alzaba en alto a su sobrina más pequeña y la daba muchos besos mientras esta jugaba con el cuello de su camisa

Cuando Diego volvió y le dijo lo que había costado todo, José ni se preocupó, pensaba que sería mucho más caro, después subió se cambió de ropa y se marchó a ver a Radians, aunque dejó a Quitón llorando porque se quería ir con él.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Que generoso está Jose, así da gloria.Besicos
Unknown ha dicho que…
Parece que la historia va a tomar un giro con la reedificación de la casa ;)
Besos
J.P. Alexander ha dicho que…
Esperemos que se casen te mando un beso
Mela ha dicho que…
Me encanta que las cosas estén saliendo bien... José y Radians se merecen ser felices
Besos

Entradas populares de este blog

"El mundo es una ostra... y tu eres una perla"

Antes de ser infiel... PIENSA

Mátate estudiando, y serás un cadáver culto.