Si te dejan porque tienes una enfermedad...

La vida ya es bastante difícil cuando estamos bien, pero se hace más cuesta arriba cuando estamos mal y hay que tomar decisiones.

Es complicado tomar decisiones solo, si lo haces en pareja suele ser aún más complicado y si ya intervienen agentes externos a esa pareja, más complicado aún.

Cuando le cuentas a la gente que tienes pareja, todo el mundo se alegra por ti, te ven feliz y eso es lo que importa, cuando le cuentas a la gente que tu pareja está a 360 km entonces empiezan las primeras caras de sorpresa, si cuando te preguntan sobre él les dices que la diferencia de edad es grande, las bocas se llenan de asombro la mayoría de las veces, pero si le añades el decir que hay una enfermedad de por medio que impide que nos veamos, supongo lo que deben pensar... Pero no me importa.

Estoy segura de que todo el mundo sabe que una relación a distancia es muy difícil, con una diferencia de edad suponen que es más difícil aún y que con una enfermedad se hace todavía más complicado, la cuestión es, yo no me enamoré de los kilómetros, ni pensé en ello cuando recibía sus mensajes, llamadas, cuando recibía su apoyo y empezaba a sentir que era feliz a su lado. Tampoco me enamoré de los números, no veía cumpleaños en nuestra historia, veía nuestra historia, vi al hombre que me hacía sentir como una princesa, vi al hombre que me apoyaba, vi al que compartía mis locuras, vi al niño que me hace sonreír, al que me abraza y me hace sentir paz... Y me enamoré de él, me enamoré de muchas cosas de él, pero una de las más importantes, es que siempre está a mi lado, es extraño decir esto cuando está a 360 km, pero es tan real decirlo cuando le tengo en el momento que le necesito, cuando he conocido otras parejas que viviendo una al lado de la otra están mucho más lejos que nosotros a 360 km, me siento muy afortunada.

Me enamoré también de su forma de hacerme saber que somos uno y que no se irá, me lo ha demostrado durante años pero cuando encima llegó la enfermedad y la distancia se convirtió en más real porque yo no podía viajar, me hizo saber más aún que 360 km para él no eran nada y que el Ménière no era más que un agregado en nuestro camino, uno muy molesto si, pero uno que no le iba a impedir seguir queriéndome, sin embargo, en muchas ocasiones, la mayoría, es a mi a la que ese Ménière le impide seguir avanzando.

La cuestión es que no le hubiera culpado por salir corriendo cuando el Ménière apareció, porque si yo estaba asustada, entendía que el pudiera estarlo también. Pero ha pasado el tiempo, y he aprendido una valiosa lección, si se van porque el amor se acabó, hay que comprenderlo, pero si se van porque aparezca una enfermedad en tu vida, y lo incluyo no solo en la pareja, sino también familia y amigos... Si se van por una enfermedad, entonces, es que no te han querido nunca lo suficiente, porque te toca a ti hoy, pero les puede tocar a ellos mañana, y si nunca te quisieron lo suficiente, no sufras por esas personas, ármate de amor propio y mándales lejos, hay mucha gente dispuesta a querernos, sin mirarnos nada más que a nosotros.

Comentarios

Bienaventurada ha dicho que…
Hola Tamara, qué lindo!!, para el amor no hay distancias, diferencias de edades, ni motivos para abandonar cuando es verdadero. Un abrazo
CHARO ha dicho que…
Hacéis una pareja estupenda.......en i caso es al revés es mi marido el enfermo, lleva ya algo más de 5 años ( soy la que lo cuido las 24 horas al día los 365 días del año, sin un día de descanso)) y ni por un momento se me ha pasado por la cabeza dejarlo y es que el amor es entrega sin condiciones.Besicos
Sempiterna ha dicho que…
Gracias por tu blog es muy lindo y tu post es real y tristemente pasa.

-Bea.

Sempiterna (Moda y mas)
Geeky Freaky (Juegos, tutoriales, series,etc)
Julia López Pomposo ha dicho que…
Eres afortunada, a pesar de tu enfermedad, por contar con un amor verdadero.
Besos
Carolina G. Ticala ha dicho que…
Unas palabras estupendas!! Que tengas feliz día!♡♡♡
J.P. Alexander ha dicho que…
Genial nena

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

Feliz día de la mujer trabajadora

Mátate estudiando, y serás un cadáver culto.