Entradas

Mostrando entradas de septiembre 7, 2011

Isemay- Parte 14.6 VIVO

Isemay se la quedó mirando, sin saber que hacer o que decir, después, se alejó de la escalera y se acercó al lado opuesto de la escalinata, desde donde se veía el mar, cogió aire para insuflarle a sus pulmones y sonrió para sí cuando los últimos rayos de sol tocaron su tez y comenzaron a secar su cabello. -Estás preciosa- le habló su esposo tras ella y se colocó a su lado en la barandilla. -Gracias- se sonrojó y le miró nerviosa. Era la primera vez que él la decía un cumplido, y también que se acercaba a ella con intenciones de conversar. Ella se dio la vuelta entregándole al sol los cabellos aún húmedos y miró hacia el otro lado, donde los tripulantes trabajaban. -¿Queda mucho para llegar a tierra?- le preguntó al ver que él seguía a su lado y la miraba. -Creo que hemos encontrado la dirección que tenemos que seguir, pero aún no es seguro- contestó y después guardó silencio esperando que ella continuara, al ver que no lo hacía, la preguntó- ¿Tienes ganas de llegar? -Estoy bien, Doña Encar…

Estoy cansada... Pero no tengo sueño.

Llevo unos días que creo que ni yo misma me soporto, duermo poco, estudio mucho, te veo menos, y mi vida social disminuye por momentos, el motivo, las oposiciones, hoy a estas horas, me pregunto, ¿Cuándo es el tiempo para mí? Leo vuestros blogs en el tiempo en que se me imprime un nuevo tema que estudiarme, me conecto al facebook y mientras doy de comer a mi sims, hablo por el chat sobre las oposiciones y las posibles preguntas que nos pueden hacer.
En mi tiempo libre, mi poco espacio, y sigo con lo mismo, ¡Me estoy volviendo loca! Y lo peor de todo, es que no siento que este nerviosa, solo me siento frustrada de no poder disfrutar las cosas que la vida me da.
Hoy ni siquiera cene porque tenía que terminar de estudiarme otro tema, me esperé a acabarlo y cuando lo hice, toda mi familia ya había terminado, cene sola, y de pie en la cocina, porque odio comer sola, no poder contar a mi familia como me van las cosas y escuchar como les va a ellos. Tal vez cuando mañana salga de la habitac…