Entradas

Mostrando entradas de marzo 12, 2012

No me quieras tanto

Imagen
Hace más o menos un mes, Dany me dio a conocer esta canción y la verdad es que me encantó, porque esos amores que crecen sin saber porque motivo, y te da tanto miedo dar el paso... Es lo que ellos me hacen recordar con su canción.

Regalos de Xena

Imagen
Esta mañana me he levantado muy activa, no se porque, pero a las 6:30, ya tenía los ojos abiertos como platos y con ganas de empezar el día, pero he mirado el reloj y me he dicho, Tamara, tienes que esperar un poco más, así que cuando sonó el despertador, salí como una pólvora de la cama, quería vestirme, desayunar, preparar la comida para hoy, y porque no, imprimir cosillas, que el finde se me pasaron y necesitaba para el colegio.
Cuando he terminado todo, me sobraba media hora para marcharme, así que, he pensado en pasarme a ver algunos blogs de los que sigo, los que me diera tiempo, porque para el que no lo sepa aun, hemos creado un nuevo blog, ya os contaré más cuando tenga tiempo, o al menos un poco más de tiempo, pero esta dedicado sobre todo para que la gente, tanta y tanta como hay en el mundo, no se sientan nunca solos... Y nada, que Dany que toma todas mis ideillas en serio jajajaja, abrió un blog, y decidimos llevarlo juntos.
Pero no solo eso, si no que cual fue mi sorpresa, …

La ballena perezosa y el delfín Telerín

La ballena perezosa, era fría y temerosa, siempre estaba escondida en las profundidades del mar, donde nadie pudiera encontrarla, pero aun así, la gente la buscaba, siempre querían conocerla, la querían tocar, querían ver como salía agua del huequito que tenía en la cabeza. La ballena estaba triste, no la gustaba esa vida, siempre haciendo que los demás se rieran de ella. La hacían fotos todo el tiempo, tantas, que a ella la dolían los ojos, los niños gritaban al verla, y ella intentaba taparse los oídos, pero no podía, al llegar la noche, siempre tenía dolor de cabeza. Cerca de donde ella vivía, había otros animales, los peces de colores, las medusas, los calamares, los tiburones, y los delfines, que nunca se acercaban a la ballena, porque siempre estaba enfadada. La ballena se sentía muy triste, ella, quería jugar con los otros peces del mar, pero la gente, no la dejaba, estaban siempre molestándola, y cuando llegaba a casa por la noche, solo tenía ganas de dormir, así q…