Entradas

Mostrando entradas de septiembre 20, 2011

Tatirenta

Imagen
Hoy, os voy a contar una anécdota de cuando yo era pequeña, y es que, me ha venido a la mente, cuando he recordado que prometí recordaros mi cumpleaños, no todo van a ser cosas malas como el accidente, en mi vida, ha habido muchas cosas, y la mayoría han sido hermosas.
Mi padre, al que casi no le dedico entradas, él era un bendito, comencé a andar con 9 meses, creo que ya lo dije con anterioridad en otra entrada, y me encantaba jugar delante de mis padres en el salón, con mi madre estaba todo el día, así que, cuando mi padre regresaba de trabajar, quería ser la niña de sus ojos, me daba igual lo que él hiciera, yo tenía que hacer lo que él hacía.


Un día, mis padres iban a cambiar los muebles de mi casa, y mi padre, cogió el metro para medir, e iba diciendo las medidas en alto, mientras mi madre las iba apuntando, yo era bien pequeña, tendría un añito y algo, (sé la historia porque mi madre siempre está orgullosa de contármela, ha sido la gracia de mi familia durante muchos años).

Al term…

¿Has visto el casco? (PARTE 8)

...
Al salir de la ambulancia, me senté en el suelo, había llegado la policía, y los médicos querían mirar a mi padre, él estaba sangrando, aunque solo tenía pequeñas heridas, al yo soltarle, y quitar el peso de mi moto, esta se desequilibró y se deslizó por el suelo, pero muy poco, solo que él se había quedado debajo de la moto, y se había raspado el codo y las rodillas. Hasta el momento en que el médico no me dijo que me bajara para tomar el aire, no pensé que estaba bien, pero cuando salí de allí, y ví que mi madre me esperaba en la puerta, y que todo el mundo me miraba, solo pensé en que estaba viva, y seguiría viva. Ya sentada en el suelo, se me acercó una de las policías, y me dijo que si había visto el casco, la contesté que no, que me lo había quitado, pero no sabía dónde lo había dejado, ella me dijo que, tal vez sería mejor que no lo viera. Basta que te lo digan, para que quieras ver las cosas, así que lo busqué con la mirada, y ahí estaba, la parte de la cabeza, donde me había…