Entradas

Mostrando entradas de abril 28, 2012

Regalito de Xena

Imagen
Pues como siempre digo, esta chica es un tesoro y prueba de ello, es que me ha dejado dos regalitos en su blog, a pesar de que no se encuentre muy bien. Espero que te mejores guapísima.

Para el que no lo haya visitado todavía, su blog es este:


SI pincháis en la foto, accederéis al mismo. Un besazo.



Isemay- Parte 33.11 MUERTO

-¿Me amas?- le preguntó mientras las lágrimas hacían que la ceniza de su cara dejará surcos negros. -Siempre, te lo prometo- la tomó el rostro entre sus manos- pero esta vez no pienso dejarte atrás. Quiero estar contigo, y vamos a salir de aquí- tiró de ella detrás de otra pared para esconderse de la vista de los que rodeaban la casa por el lado contrario. -Voy a estar contigo, vamos, los dos- corrigió refiriéndose a su hijo. -Lo sé- dijo secándola las lágrimas- y te prometo que va a ser así. Ahora dime, ¿llevas algo que te identifique?- la preguntó- aunque no se vea. -No llevó colores en mi ropa- titubeó- pero Olaft, él… -Esta bien, ven conmigo- su esposo tiró de ella hasta estar fuera de la vista de todos- desnúdale- la indicó mientras él se quitaba el fajín con sus colores. -Pero… -Le arroparemos con mi camiseta, no podemos dejar que nos reconozcan- al ver que ella no se movía tiró de la sábana donde llevaba metido al niño y le desnudo tirando la ropa al suelo- quítasela ahora- la ordenó. …

Relato: El angelito Pepito

“Hace mucho, mucho tiempo, en un portal de Belén nació un niño muy bonito, al que llamaron Jesús. Toda la gente de alrededor, fueron a visitarle, y le cantaban y le daban muchos regalos. Cerca del portal, vivía un angelito que se llamaba Pepito, porque era rubio y muy pequeñito, al que le gustaba mucho volar, pero su mama le decía que no, porque los polvos mágicos se le iban a acabar. Todos los días para ir a ver al niño Jesús, salía de su casa muy temprano, y bajaba caminando toda la montaña, mientras que sus amigos, volaban por el cielo y llegaban siempre mucho más rápido que él. -Somos los mejores, no sabes volar- le decían mientras se reían de él. -Los polvos mágicos se os van a acabar- les contestaba el angelito. Un día vino una tormenta de nieve, y todo se quedó de color blanco. Todos los angelitos, tuvieron que quedarse en la montaña, porque nadie se atrevía a salir, como ellos eran tan pequeñitos, la nieve podía taparlos. Pero pasaban los días y la tormenta no paraba, así que los …