Entradas

Mostrando entradas de agosto 2, 2012

Isemay 42.13

Su esposo grito con todas sus fuerzas e incluso abrió los ojos para ver quien le estaba sometiendo a semejante tortura, cuando vio que ella iba a rociar otra vez con alcohol la herida, intentó sujetarla las manos y comenzó a moverse. -Estate quieto- le pidió ella- confía en mí- le pidió dándole más bebida para que se mantuviera inconsciente- me debes mucho, no pienso dejarte morir. -Aquí está el cuchillo- Grito uno de los criados que llegaba con él. -Uwuain, saca la flecha- le indicó a su hermano. -¿Estás segura? -Aún nos queda mucho por vivir- Fue su contestación. -¡Sujetarle!- pidió Uwuain antes de comenzar a tirar de ella, y ver como la carne se desgarraba a los lados de la flecha. -¡Ahora!- grito Isemay para que el criado pusiera el cuchillo ardiente sobre la piel de su esposo que comenzó a gritar con todas sus fuerzas. Hicieron falta otros tres hombres para sujetarle antes de que Osmar perdiera completamente el conocimiento, pero la hemorragia había cesado, la herida se había cauteriza…

Días con Berek

Imagen
Y aquí os dejo otro de los montajes que hice con las fotos del zoo, esta vez el que chupa cámara es Berek, pero es que no sabéis lo que cuesta hacerle una foto a este chico y que salga con los ojos abiertos, es como una peli de misión imposible, puedes acabar el carrete, que justo cuando salta el flash, cierra los ojos.


Aprovecho para contaros un poco de nuestra historia, ya que la verdad es que pocas veces la cuento...
Conocí a Berek hace 10 años, nos encontramos por casualidad una tarde calurosa, en la que una amiga y yo chateabamos por Internet, a ella la gustaban esas cosas, a mí, no mucho, pero bueno, le conocí, y mereció la pena jejejeje.
Estuvimos hablando todo el verano, más ella con él, que yo con él, pero no se como lo hacían que siempre acababan hablando de mí.
Luego, perdimos el contacto, durante uno o dos mesecillos, él se marchó fuera de Madrid, no se llevó el móvil y no tenía Internet, así que yo pensé que ahí había acabado toda la amistad, pero a su vuelta en septiembr…