Entradas

Mostrando entradas de junio 5, 2011

Isemay- Parte 6.6 VIVO

Al tiempo que maldecía por centésima vez ese día, la puerta de la estancia se abrió de pronto, cómo cada mañana, la criada entraba a llevarle su comida, esta vez la bandeja que traía estaba repleta de bollos y pastelitos dulces, fruta y agua. Isemay miró atónita a la anciana que deposito con mucha suavidad la bandeja sobre la mesilla de noche que estaba al lado de la cama y la miró. -Pronto traerán una jofaina para que pueda asearse- la indicó la mujer- ¿Desea algo más, mi lady? -¿Mi lady?- preguntó Isemay a la vez que se levantaba del tocador donde pasaba horas intentando desenredarse el cabello con las manos- Después de tenerme aquí encerrada, ¿Solo me dices que si deseo algo más?- la grito acercándose a la anciana. -Cumplo órdenes señorita- respondió la anciana asustada y dió un paso atrás a la vez que Isemay daba uno hacia delante. -Señora- la indicó con severidad- Llámeme señora- la grito cerca del rostro- Soy la esposa de Lord Osmar Halk, más conocido como el Halcón Negro- grito de …

Una vez al claro de medianoche 1

Imagen
Aquí os dejo otras frases, y es que según avanza el libro aparecen más y más que me hacen pensar, creo que no tardaba tanto tiempo en leerme un libro desde hace mucho, pero, no es porque no me guste, sino porque cuando dicen algo, te invitan a reflexionarlo:

Lyssa- Diosa de la locura
"El verdadero dolor nace, cuando el corazón de rompe sobre la orilla, para verlo todo" 
Mientras el corazón permanece ciego, no hay dolor que exista, ya que no ve. "Un final es un comienzo disfrazado. Pero eso lo ven sólo aquellos que son sabios"
No hay más final que la muerte, por tanto, los finales son principios, igual que el presente hace un segundo era futuro, y ahora ya es pasado. "Para que el dolor regrese a su lugar. Deberás enfrentarlo a la cara" 
Hay veces que ese dolor es tan fuerte, que es la única manera que tienes de seguir sobreviviendo. Porque siempre hay dos opciones, o te hundes con el dolor, o sales a flote, y los que no lo enfrentan, suelen hundirse con él.