Entradas

Mostrando entradas de noviembre 24, 2011

Las oposiciones

Desde que decidí presentarme a las oposiciones, todo mi vida ha sido un corre estudia, corre ve a clase, corre haz prácticos, corre escribe más deprisa, haz resúmenes, apréndete temas... Y así, con todo lo demás, dormía poco, estudiaba mucho, comía más (por la ansiedad, estudiar me da hambre jejeje), y sobre todo, me deje los dedos, haciéndo materiales, escribiendo los temas a ordenador, las programaciones... Ahora, estoy a un día, solo me queda superar mañana, y el sábado, se acabo la primera parte.
Y aunque parezca mentira, y aunque pueda pensarse que me arrepentiré el sábado si suspendo, por haber dedicado dos años a lo mismo, la verdad, es que me siento tan bien. No he aprendido nada que no supiera o que no hubiera estudiado con anterioridad, pero, estoy luchando por un sueño, que si, que empezó hace mucho tiempo, y era el de ser maestra, pero, ese sueño no terminaba ahí, siempre se debe querer más.
Ante tanta desesperación y angustia, con las idas y venidas de nuestro gobierno, dic…

Isemay- Parte 19.2 VIVO

Lip se acercó para darla un beso en la mejilla, y luego se sentó a su lado observando como los dos hombres terminaban la cerca, mientras Isemay se dirigía dentro de la casa, y salía con un jarrón lleno de agua donde colocó la rosa encima de la mesa del jardín. -Seguramente huele de maravilla porque acabas de cogerla. -Iba a buscar alguna más pero tenía prisa por llegar a verte, no quería entretenerme por el camino. Probablemente me vaya en dos días, siempre tengo que estar viajando, es lo que tiene ser un hombre de negocios. -Tal vez puedas venir a verme a Halk, cuando tengas tiempo. Allí siempre serás bien recibido. -No creo que a tu esposo le haga mucha gracia. Pensé que ibas a quedarte en Sabell. -Osmar y yo hemos decidido darnos otra oportunidad- le confesó sonriendo. -Creo que entonces debería felicitar a la novia- se levantó y la abrazó. Osmar ya había soportado demasiado, las risas, las miradas, el regalo, y ahora, se atrevía a tocar a su esposa. Sin pensarlo dos veces tiró el hacha c…