Entradas

Mostrando entradas de diciembre 11, 2011

VIVIR

Ya me acosté tarde y me desperté cuando atardecía, ya me acoste cuando anochecía, y me levanté al amanecer, ya vi la luna pintada en el horizonte, y también el sol apagando el día.
Ya conducí un coche, y dos y tres, distintos, ya pite alguna vez al despistado, ya di un volantazo para evitar un accidente, y también me dieron las gracias por ceder el paso.
Ya caminé con los pies enfundados en botas, pero también con ellos descalzos, ya sentí la arena de la playa, y el cesped del campo.
Ya me compré ropa nueva, y terminé regalándola al poco tiempo, ya ordené el armario mil veces y volví a desordenarlo de nuevo.
Ya me llené las manos de anillos, y me los quité más tarde para una entrevista de trabajo, ya me llené el brazo de pulseras, y cuando la moda pasó me deshice de ellas.
Ya tuve un amigo especial, alguien en quien confiar, ya sentí la traición de ese amigo, y dije el nunca más vuelvo a perdonar.
Ya me enamoré de alguien, que daría su vida por mí, ya deje pasar de largo a otros, que hubieran dado hasta su alma…

Isemay- Parte 20.10 VIVO

El capitán le tocó el hombro para indicarle que se sentara a la mesa mientras su mujer les servía. Isemay se acercó sonriente a ellos, para besar al capitán en la mejilla, como era costumbre. Y Osmar la acercó a él para darla un beso en los labios. Parecía tensó cuando ella se alejó, y la joven sabía el motivo. Isobair y él habían sido grandes amigos, pero su primo jamás le perdonaría que hubiera sacado a la joven de su hogar. -¿No saludas?- preguntó Isobair volviéndose hacia él cuando relajaron el abrazo, como estaba de espaldas no había visto el beso que dio a Isemay. -¿Debería hacerlo?- fue su cortante respuesta e Isemay se interpuso entre los dos hombres como si pudiera frenarlos en caso de que quisieran golpearse. -Ven Isemay- tiró su hermano de ella para apartarla del camino de su primo. La mirada amenazante de uno se cruzo con la del otro, mientras Isobair se acercaba a la mesa con paso firme y decidido, sin apartar los ojos de él, Osmar bebió un trago del líquido verdoso que conten…