Entradas

Mostrando entradas de abril 30, 2012

Isemay- Parte 33.13 MUERTO

Se internaron en el espesor del bosque mientras la noche seguía sobre ellos, un manto de estrellas cubría el cielo, y la luna, con su resplandor los iluminaba en el camino. Pero nada de ello evitó los arañazos y goles contra la maleza y las piedras del camino. No había rastro de Uwuain, y tampoco supieron de él a la mañana siguiente, ni cuando volvió a caer la noche. Entre los brazos de Isemay, Olaft dormía plácidamente, esperando el momento en que tendría que volver a comer, callado, placido, sin saber al peligro al que se enfrentaban sus padres, pues los hombres no habían cesado en su búsqueda. -Parece un ángel- la dijo para romper el silencio, pues desde que salieron de la ciudad parecía que ambos tenían miedo de hablar. -Se porta muy bien, sabe que debe hacerlo. -Será un buen guerrero- se acercó a ella y la rodeó con sus brazos besándola en la frente y aspirando su fragancia. Durante días había necesitado tenerla tan cerca, sabía que esos momentos estaban a punto de terminar, Osmar sab…

Relato: El rey de los árboles.

“Hace mucho, mucho tiempo, en un país muy lejano, vivía un rey al que le encantaba la naturaleza, siempre tenía es castillo rodeado de árboles, y era muy feliz.
Cuando se levantaba por la mañana veía los árboles, con los pajaritos en sus nidos, y también los frutos, las manzanas, las peras, las naranjas, los plátanos, todo estaba riquísimo.
Pero en ese reino faltaba algo, la gente.
A la gente no le gustaban los árboles y tampoco la naturaleza, así que el rey, para proteger a sus árboles y a sus amigos los animales había tenido que echarlos de allí. La gente, se había ido entonces a otro pueblo, donde todo era de color marrón, todo de arena, todo muy triste, a la gente le costaba respirar, y en verano cuando hacía mucho calor, no tenían ni una sola sombra donde meterse debajo.
Pero a la gente no le importaba, mientras no hubiera árboles, podían utilizar todo el espacio para construir casas y más casas.
Eran tan egoístas que no se daban cuenta de que el espacio se les estaba terminando, y que…