Isemay- Parte 33.13 MUERTO

              
Se internaron en el espesor del bosque mientras la noche seguía sobre ellos, un manto de estrellas cubría el cielo, y la luna, con su resplandor los iluminaba en el camino. Pero nada de ello evitó los arañazos y goles contra la maleza y las piedras del camino. No había rastro de Uwuain, y tampoco supieron de él a la mañana siguiente, ni cuando volvió a caer la noche.
Entre los brazos de Isemay, Olaft dormía plácidamente, esperando el momento en que tendría que volver a comer, callado, placido, sin saber al peligro al que se enfrentaban sus padres, pues los hombres no habían cesado en su búsqueda.
-                            Parece un ángel- la dijo para romper el silencio, pues desde que salieron de la ciudad parecía que ambos tenían miedo de hablar.
-                            Se porta muy bien, sabe que debe hacerlo.
-                            Será un buen guerrero- se acercó a ella y la rodeó con sus brazos besándola en la frente y aspirando su fragancia.
Durante días había necesitado tenerla tan cerca, sabía que esos momentos estaban a punto de terminar, Osmar sabía que los hombres seguirían buscándole, la recompensa era demasiado cuantiosa como para que lo dejaran tranquilo, por eso apresuraba el paso, pero aun así, tenía que detenerse para que su esposa descansara, sabía que ella no hubiera querido parar de saber lo que ocurría, pero Isemay pensaba que hacía rato los habían despistado y se mantenían a salvo. Para ambos era lo mejor.
Olaft rompía de vez en cuando el silencio del día con sus llantos, pero rápidamente era silenciado por su esposa cuando le daba de comer. Manchada de ceniza y humo, aún seguía estando hermosa. 

Comentarios

EldanY dalmaden ha dicho que…
Si la que es hermosa lo es hasta vestida de doña rogelia.

:)

Sigo por aquí profe
Jajajaja, eso seguro Dany jejejeje. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor