Entradas

Mostrando entradas de junio 4, 2011

Una vez al claro de medianoche

Imagen
Últimamente, a pesar del poco tiempo que tengo para leer algo que no sea el temario de las oposiciones, me he interesado por un libro.
Hace mucho tiempo, en una colección de las que salen en el quiosco, me compré una oferta, en la que venían dos libros de Sherrilyn Kenyon. Ella escribe sobre un grupo llamado Dark Hunter, y trata de personajes de la noche, antiguos dioses malditos, etc. Ya os comenté con anterioridad fragmentos del libro de Acheron, que como os dije, me hizo pensar.

Hoy, os comento fragmentos del libro que me estoy leyendo "Una vez al claro de medianoche". Espero que a vosotros también os hagan pensar, y como siempre, os invito a que lo leáis, es una gran escritora.
Aquí os dejo la primera, espero vuestras reflexiones, yo compartiré las mías. 
"La manera de vencer al hombre enojado, es con la gentileza, al hombre malo con bondad, al avaro con la generosidad, y al mentiroso con la verdad" - PROVERBIO INDIO- (Prólogo del libro)
Es extraño, pero siempr…

Isemay- Parte 6.5 VIVO

Al quinto día de encierro, dejó de gritar y resistirse, de nada servía, además con cada grito se quedaba más sin voz, y era de lo único que no podía prescindir en ese momento, necesitaba gritar con todas sus fuerzas si algún soldado vistiendo otros colores llegaba hasta allí. -Maldito seas Wilde- Había maldecido esa mañana al hombre causante de sus desgracias- Voy a mandar una tropa entera contra ti. Primero, la había intentado violar en aquella posada, y después de dedicarla sus más románticas atenciones para obtener su perdón, y que a cambio ella no le diera respuesta, se había atrevido a secuestrarla. Por esa falta de respeto se lo haría pagar muy caro. No es que ella fuera una mujer rica, pero pertenecía a un clan poderoso, jamás había utilizado su influencia, ni en la escuela, ni con ningún otro pretendiente que la molestara, pero juraba por todo lo que era sagrado para ella, que esta vez, si la usaría, y que Wilde temblara porque no existiría piedad para él, ni para ninguno de los …