Entradas

Mostrando entradas de octubre 11, 2011

El río más sucio del mundo.

Imagen
Todo lo contrario que mi amigo Daniel, que hoy nos mostraba en su blog, un paraje verdaderamente hermoso, en contraposición, quiero mostrarles, un lugar, que debería ser hermoso, y sin embargo, es considerado el río más sucio del mundo.



Hablo del río Citarum, ubicado al oeste de la isla de Java, en Indonesia.



Irónicamente, este río, en sus buenos tiempos, era utilizado para la pesca y la irrigación, pero debido a las más de quinientas fábricas que existen en el lugar, y a los desechos de más de nueve millones de personas, el río se convirtió, en un inmenso basurero, que más que ser un paraje, como lo fue en otros tiempos, es ahora un foco de enfermedades.


Los aldeanos, dejaron de pescar, lo que ahora hacen, es buscar entre la basura, algo que les podría servir para vender o negociar, les sale más rentable, que buscar algún tipo de pescado, aun sano, entre tanta basura.



Las Naciones Unidas para el Día Mundial del Medio Ambiente, mostraron el uso abusivo que la sociedad hace del planeta, p…

Isemay- Parte 15.12 VIVO

Su pelo se había soltado, y caía en cascada por su espalda, y permanecía muy sujeta al joven por miedo a caer durante el baile, de vez en cuando cerraba los ojos para volver a abrirlos con gracia al comprobar que si los cerraba se mareaba. Creía estar soñando y no recordaba haber reído de ese modo en mucho tiempo. Notaba los músculos de la espalda de su acompañante al tensarse para hacerla girar, y después igualmente relajarse bajo su mano. Cuando la música cesó, su acompañante frenó en seco sujetándola a su lado, y al separarse realizó una formal reverencia. -Mi nombre es Liperto, pero todos me llaman Lip- la besó la mano al presentarse. -Me llamó Isemay, pero no me llaman Is- sonrió ella. -Supongo que sería mucho pedir, que bailara conmigo otra vez- la acompañó hasta uno de los laterales de la pista para que ella ubicara su mesa. El resto de sus acompañantes habían regresado, y todos miraban a los bailarines que comenzaron el segundo baile, todos excepto Doña Encarna y Osmar, cuyo pulso…