Entradas

Mostrando entradas de marzo 24, 2012

El amigo que nunca tuve 4

Lo dejó dentro de la bañera, sus ojos no podían mantenerse abiertos y se fue a descansar. El peluche se quedó allí, metido en la bañera, deshaciendo su suciedad bajo el agua caliente.
Cuando la pequeña despertó, al día siguiente, se dio cuenta de que había olvidado el peluche en la bañera, si él era como ella, cuando le sacaran, estaría arrugado, y por primera vez en mucho tiempo sonrió, recordando como había sido su infancia, cuando su padre peleaba con ella entre risas por sacarla de la bañera, ahora ya no peleaban, sus padres siempre hacían lo que ella deseaba, estaba demasiado cansada para esas tonterías.
Pero al llegar al cuarto de baño, observó algo extraño, el peluche estaba fuera de la bañera, arropado con un albornoz, uno que tenía grabadas las iniciales de la pequeña, era suyo, lo reconocía, por las fotos que su madre le había enseñado tantas veces.
-Es tuyo- la confirmó su madre desde la puerta- creo que, las cosas que no te valen, podemos dárselas a él, así parece mucho más b…

El amigo que nunca tuve 3

Entre sus brazos, se llevó el pequeño peluche a casa, su madre miró al peluche roído y destartalado extrañada, pero rara vez la regañaba por algo, sabía que su hija tenía suficiente con sobrevivir, aunque a veces la pequeña echaba de menos eso, a lo mejor es lo que necesitaba para volver a ser la que era, que todos los demás la trataran como si fuera normal.
La pequeña llegó a su casa y pensó en la manera de cuidar a su peluche, estaba sucio, muy sucio, con las marcas de las ruedas sobre él, y aunque ella estaba cansada, pensó que antes de irse a dormir, le debía al menos eso al pequeño peluche, un buen lavado para aliviarle de la suciedad.
Sin pensarlo, y ante los ojos atentos de sus padres la vieron ir al baño, llenar la bañera y meter a su peluche. No sabía por qué, pero antes tocó el agua para ver si estaba caliente, aunque sabía que su pequeño peluche no lo notaría.
Cuando sus doloridos huesos estaban cansados, el agua caliente y relajante siempre la ayudaban, en otro tiempo, hasta …