Entradas

Mostrando entradas de marzo 29, 2017

La primera vez que te vi

La primera vez que te vi, no fue la primera vez que mis ojos se posaron en ti, de eso nada.
La primera vez que te vi, fue aquella en la que me mandaste un desayuno antes de que me despertara, era un día tan duro para mi, y entonces de ti salieron palabras como "jamás llores por un hombre", y me hiciste verte en verdad, y entonces pasaste de ser "un amigo" a una persona que me cuidaba y se preocupaba por mi, fuera de ese concepto.
La segunda vez que te vi, fue al día siguiente, cuando recibí otro desayuno y otras palabras de aliento y ánimo, entonces me dije, tiene razón, no puedo llorar por un hombre cuando hay otros muchos en el mundo capaces de preocuparse por mi de esta manera.
La tercera vez que te vi, me sorprendí al ver que era yo la que te buscaba, que necesitaba tus palabras, tus desayunos, nuestros momentos y conversaciones, y entonces empecé a preguntarme si en verdad la vida no te había puesto en mi camino por una razón.
Las siguientes veces no fueron m…