¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

29 de marzo de 2017

La primera vez que te vi

La primera vez que te vi, no fue la primera vez que mis ojos se posaron en ti, de eso nada.

La primera vez que te vi, fue aquella en la que me mandaste un desayuno antes de que me despertara, era un día tan duro para mi, y entonces de ti salieron palabras como "jamás llores por un hombre", y me hiciste verte en verdad, y entonces pasaste de ser "un amigo" a una persona que me cuidaba y se preocupaba por mi, fuera de ese concepto.

La segunda vez que te vi, fue al día siguiente, cuando recibí otro desayuno y otras palabras de aliento y ánimo, entonces me dije, tiene razón, no puedo llorar por un hombre cuando hay otros muchos en el mundo capaces de preocuparse por mi de esta manera.

La tercera vez que te vi, me sorprendí al ver que era yo la que te buscaba, que necesitaba tus palabras, tus desayunos, nuestros momentos y conversaciones, y entonces empecé a preguntarme si en verdad la vida no te había puesto en mi camino por una razón.

Las siguientes veces no fueron menos, ni siquiera te había abrazado por primera vez y ya te sentía parte de mi mundo, ya te necesitaba al levantarme, ya añoraba tus mensajes de buenas noches, ya buscaba tus canciones, tus mensajes, tus trolleos, y yo misma me decía, que interesante que en este mundo una amistad te pueda dar tanto.

Y entonces, un día, te ví, y lo hice de verdad, y te abracé, y fue una tarde maravillosa donde mis ojos no podían dejar de brillar y mi boca de sonreír, y en ese momento olvidé todo lo malo que me había pasado y puse en tus manos parte de la muralla que yo había construido para que la cuidaras, la derrumbaras o la hicieras más fuerte, y no me defraudaste, cuidaste lo que te había dado y me diste aún más de ti.

Y los días pasaron y yo ponía en una balanza lo que me dolería perderte y pensaba, que amistad más bella esta en la que duele el pensar que se marchará, y entonces, algo cambio dentro de mi el día que me viste como era, el día que la muralla se derrumbó del todo y no tenerte ya no era suficiente, quererte como amigo ya no era bastante, tus abrazos me sabían a poco, los desayunos me alimentaban el alma, las canciones me hacían renacer, y todo tu, era más de lo que podía imaginar, más de lo que nunca creí que podría tener... y solo éramos amigos.

El día que puse los pies allí, en tu ciudad, la primera vez que fui a verte, estaba tan nerviosa y tenía tantas ganas de estar contigo, pasar el día contigo, estar feliz, olvidarme del mundo, y cuando llegamos a tu casa, habías hecho tantas cosas por mi, preocupándote por mi bronquitis que me dije, ya no puedo conformarme con menos, ya no puedo conformarme con que me entreguen migajas cuando tu me lo estabas dando todo, ya no quiero palabras vacías, quiero conversaciones que me llenen, que me hagan mejor, que me enseñen... y aun sin quererlo, supe que me estaba enamorando de ti, que eras lo que siempre había buscado, y repetí esas visitas, esos viajes, esos momentos, y repetimos risas, abrazos, besos, instantes... y yo no dejaba de preguntarme ¿por qué no? si la amistad es tan bella, ¿cómo será con él el amor? y entonces lo comprendí, ya lo sabía, porque te ame, desde el mismo instante en que apareciste en mi vida, de diferentes formas, si, pero te ame.

Y ahora, estoy pasando por todo esto, y no te has separado ni un minuto de mi, no hay un día sin tus palabras, sin que me escuches, sin que me quieras, sin que paseemos de la mano juntos, incluso a la distancia, y eso, eso solo lo hace un hombre que se viste por los pies, un hombre que sabe lo que quiere, que lucha y que incluso con miedo a lo que venga, esta siempre, porque el amor no lo cambia ni una enfermedad ni diez, y eso me lo enseñaste tu.

Gracias Eldany Dalmaden por darme tanto, y todo tan bueno, "lo más lejos a tu lado".

4 comentarios:

Ilesin dijo...

Muy ciertas y bellas tus palabras.
Besos

J.P. Alexander dijo...

Adoro su relación y su gran amor y amistad Te mando un beso

CHARO dijo...

Lo leí en Facebbok y me encanto Tamara, te mereces a esa persona que tienes a tu lado y de la que estáis tan enamorados.Besicos

Piruja dijo...

Hola Tamara, yo ya se lo dije a el hace mucho tiempo y me decía no no jeje, ya sabes que me alegro mucho por los dos y te lo digo de veras, os merecéis todo lo mejor y se que lo vais a tener, os deseo toda la felicidad del mundo.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...