¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

15 de septiembre de 2014

Una nueva vida- Capítulo 30.1



Diego y Medina corrían escaleras abajo, cuando José llegaba al patio con Lorena a la que dejó en el suelo, cerca de sus padres que la estaban calmando mientras intentaban ver de donde venía el fuego.
    Lorena hija- la decía su madre- ya estas a salvo mi pequeña
    Tranquilízate hija mía- la susurraba Mateo mientras Lorena estaba abrazada a Quitón llorando y Nicolás los miraba
 Alfonso y Dolinda salían corriendo a la calle cuando José miraba si Eric y Sajira bajaban por las escaleras, pero Eric llevaba en brazos a su esposa cuando le vio asomar por las escaleras, José corrió para ayudarle pues al estar embarazada pesaba más.
    ¿Estáis bien?- preguntó José al llegar a ellos
    Si, la cogí en brazos porque en su estado no puede correr- sonrió Eric mientras pasaba a su mujer a los brazos de su hermano
    ¿Están todos fuera?- Preguntó Sajira
    Si, estate tranquila, no conviene que te pongas nerviosa en tu estado- la guiño el ojo José mientras la sacaba fuera, seguidos de Eric. A Sajira la quedaba aproximadamente un mes para dar a luz.
Cuando lograron salir a la calle, el techo del pasillo se derrumbaba del calor. José miró a su alrededor y entonces la echo en falta, no había pensado en ella hasta ese momento pues al no verla salir de la habitación, supuso que estaría fuera, pero palideció al mirar a su alrededor y no verla por allí.
    ¿Dónde esta Radians?- pregunto a sus hermanos, Mateo le miró y José se puso más pálido que antes- Matías- grito- ¿has visto a Radians?
    No, supongo que estará por aquí- pero nadie la había visto salir de la casa
Radians intentaba abrir la puerta de su cuarto pero no podía, el humo estaba entrando por debajo de la puerta y sabía que había fuego pero lo que no entendía es como podían dejarla allí tanto rato sin que nadie acudiera a ayudarla, algo había obstruido la puerta de la habitación y no la dejaba que la abriera, tal vez el ruido que había oído hacía unos minutos es que el techo se había derrumbado y obstruía la salida, pensó nerviosa en como salir de allí, lo primero que hizo es apagar el fuego que ardía en el hogar, si había más humo lo más probable es que se asfixiara antes, entonces reparó en la ventana, si lograba abrirla podría gritar, a lo mejor entre el revuelo nadie había reparado en que ella no estaba. Intentó abrir la ventana pero se quemó las manos al apoyarlas en los pomos para estirar, además la  madera estaba ardiendo por el calor, el fuego comenzó a entrar por debajo de la puerta y Radians hecho un cubo de agua que quedaba de la mañana anterior, el poco fuego que había se apagó pero Radians noto un dolor punzante en las manos, se separó de la puerta y se cubrió con una de las sabanas que cubrían la cama, así podría respirar sin que el humo la asfixiara los pulmones, no pudo reprimir el dolor y cayó al suelo cerca de la ventana cuando estallaron los cristales, intentó ponerse en pie para cubrirse mejor con la sabana pero no podía, cuando lo consiguió, el dolor fue tan fuerte que se desmayó.

4 comentarios:

J.P. Alexander dijo...

Uy pobre Randians . Te mando un beso y te me cuidas

sabores compartidos dijo...

Vaya creo que Radians esta en un verdadero aprieto, A ver como se las apaña o alguien entra a rescatarla.
unos besotesssssssssssssss

Yessy kan dijo...

Pobre Radians, olvidarse de ella. Pero es lógico, con ese trajín y con tanta familia, tenía que escapárseles alguno. =(
Besos

Mela dijo...

Yo me imaginaba que Radians continuaba en la habitación... veremos si José puede rescatarla
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...