¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

17 de marzo de 2012

Isemay- Parte 30.5 MUERTO

                    
Un resorte se movió en su interior, ella era sincera, y podía estar toda la vida preguntándose si podría haber una tercera oportunidad entre ellos, o podría preguntarle si la habría. No era ningún cobarde, nunca lo había sido, pero sintió pánico ante la respuesta a la pregunta que iba a formular. Quiso ser un caballero, la dejaría marchar si ella decidía que no había posibilidades de recuperar lo que tuvieron.
-                             No hay remedio ¿verdad?, aunque te explique las razones de porque me marche y te deje sola, no vas a perdonarme.
-                             Ya no tenemos nada en común entre nosotros, no hay razones que justifiquen tu marcha, ninguna tan poderosa como para que me hayas dejado atrás.
-                             Olaft es nuestro punto en común- ¡Maldita sea! Había recurrido al niño.
-                             Tal vez lo único que nos queda para poder seguir con lo nuestro, y seguramente lo único que me retendrá en Halk cuando regresemos.
-                             Sabes tan bien como yo, que no puedo regresar.
-                             Te esperaremos allí- le dijo volviéndose para marcharse.
-                             No voy a dejar que te vayas- ella se volvió de golpe para mirarle. Al traste con ser un caballero, él nunca lo había sido, y ella era suya.
-                             No quiero quedarme aquí- le enfrentó.
-                             Ya lo sé, igual que pienso, que aunque Uwuain haya intentado convencerme de que me habrías terminado odiando si hace ocho meses te hubiera traído conmigo, no lo habrías hecho, hubiéramos sido felices, y creo que aún podemos serlo.
-                             Debiste haberme dejado elegir, y ahora quiero regresar a Halk- se enfrentó a él dispuesta a no ceder ante eso- un barco no es hogar para un niño. Ya no somos dos en esto, y no voy a poner a Olaft en esta situación, tu tampoco deberías hacerlo- le recriminó.
-                             Tampoco un castillo es lugar para él sin su señor.
-                             Nos hemos apañado bien todo este tiempo.
-                             Te has apañado bien sola, no tenías un niño a tu cargo.
-                             ¿Crees que no soy capaz de cuidar de mi hijo?
-                             Por supuesto que te creo capaz, tienes dinero y tierras suficientes como para vivir cómodamente el resto de tu vida sin alterar tu clase social, sé que a mi hijo no le faltaría nada en Halk.
-                             Isobair y Reinald podrán cuidar de nosotros- creyó que le había convencido.
-                             Pero yo no aguantaría aquí mucho más tiempo sin vosotros- la interrumpió- volvería a casa, y me llevarían a la horca.
-                             Has estado sin nosotros och…- fue ella la que quiso hablar ahora.
-                             No quiero que mi hijo crezca sin un padre- terminó lo que estaba diciendo.
-                             Eres un egoísta, siempre has pensado en ti- se dio media vuelta sabiendo que nada le haría cambiar de opinión.
-                             Tampoco quiero que mi esposa llegue a olvidarme- la gritó antes de verla desaparecer escalera abajo.
           -               Otro ocupará tu lugar- la oyó replicar a lo lejos.

4 comentarios:

sabores compartidos dijo...

jejeje se la tiene jurada a Osmar, si es que no se puede estar al plato, las tajadas, dejar el puchero solo y luego volver a llevartelo, jajajaja
Quiza todo en Isemay se solo fachada, ya veremos.
otro besote que me los estas gastando hoy, jajajajaja

Tamara dijo...

Jajajaja, Orthos, nunca mejor dicho, es que este Osmar lo quiere todo y no puede ser, dejo el puchero y otro se lo comió jejejeje.

Lo mismo si es todo fachada, pero que debe ponerse dura también, es una blandita.

Un besazo de vuelta, para que no se te gasten jejejeje.

EldanY dalmaden dijo...

NO sé, yo creo que hubiese cogido a Isemay y no la hubiese soltado tan fácil.
Pero bueno, otro amor vendrá .......
Qué va, que Osmar salga tras ella y le de un abrazo y 4 mimitos y apañaos.

Tamara dijo...

A veces Dany, creo que es lo que necesita, cuatro mimitos y apachurrón jajajaja. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...