Una nueva vida- Capítulo 21.3


José se marchó a su habitación, pero esa noche durmió inquieto, su padre le explicó que Flor pasaría con Radians la noche, pero tenía miedo de que ella volviera a empeorar. Así que a cada ruido que oía fuera de su cuarto se desvelaba. 

La mañana llegó de nuevo, no había novedades, Radians seguía dormida y descansaba, no se había quejado, aunque a media noche la subió la fiebre y Flor la estuvo poniendo compresas de agua fría en la frente y en el rostro para que la bajara la calentura. 

José bajo a desayunar, beso a su prometida que estaba sentada en la mesa y tomaba una taza de té y después saludó a su padre que estaba terminando de desayunar.

— ¿Qué tal esta la enferma?- preguntó Lidia interesada por la salud de Radians aunque a José le sorprendió la pregunta.

— Está bien- contestó Mateo- solo necesita descansar un par de días más, la transfusión la sentó bien, no rechazó la sangre y por lo tanto todo evoluciona favorablemente, el médico me ha informado que ayer por la noche volvió a sedarla para que descansara y que los efectos pasarían de un momento a otro, se espera que despierte como muy tarde antes del atardecer.

— Me alegro- contestó Lidia- a mí no me importa que ella este en esta casa, pero me gustaría que en cuanto se recuperara, José y yo nos trasladáramos a la ciudad, me gustaría visitar a mis padres, y perdona pero desde que ella está aquí, José la presta demasiada atención, cielo- dijo mirando a José- creo que deberíamos apartarnos de ella, por el bien de nuestro matrimonio.

— No digas tonterías Lidia- espetó José enfadado- no seas celosa, me casaré contigo, ya he dado mi palabra, pero no iré a ver contigo a tus padres, ella me necesita más que tú y si estas celosa porque duerma aquí, tal vez tienes razón y deberías marcharte con tus padres hasta el día de la boda, esta es mi propiedad y yo digo que debe quedarse y que no puedo abandonar mis asuntos por ir contigo a ver a tus padres, si quieres ve tú.

— No quieres acompañarme- sollozó Lidia- esa mujer no ha traído más que problemas- gritó saliendo del salón

— José, hijo mío, estas destrozando tu compromiso- le espetó su padre

— Pues mejor así, yo no quiero casarme con ella y a lo mejor tiene razón estoy enamorado de Radians y quiero estar con ella- gritó marchándose también del salón.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Que fuerte ya comienzan las peleas, mejor es que rompa cuanto antes con Lidia.Besicos
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy por fin mando al diablo Lidia te mando un beso y te me cuidas.
Yessy kan ha dicho que…
Los celos son peligrosos en una mujer. Espero que Radians no valle ser víctima de ellos.
Besos
Tamara VN ha dicho que…
Veremos que ocurre pero si, los celos siempre son peligrosos. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Por fin José ha dicho que está enamorado de Radians y que no se quiere casar con Lidia... veremos que pasa
Besos
Beatriz Bragança ha dicho que…
Hola,Tamara
Se ele gosta de Radians, não deve casar com Lídia.
Um beijinho
Beatriz

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor