¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

12 de octubre de 2010

La verdad de Soraya M.

Hace ya unos días, mis primos nos invitaron al pre-estreno de una película, en la que después de escuchar el discurso del director contandonos su vida, lo cual he de decir que me hizo reir mucho. Me quede con una frase, que me causo impacto...  

"Llevate mi voz, y que el mundo sepa lo que ocurre".


Al comenzar la película, aventuré que no me iba a gustar nada, primero porque no dejaban de hablar en iraní, e ir al cine a ver una película subtitulada nunca ha sido mi fuerte, además, de que esperaba que la película fuera en exceso desagradable, tanto por el resumen que nos hizo el director al principio de ella, como por el hecho de saber que personalmente, no me gusta ver películas de muertes e injusticias, no quiero vivir en un mundo utópico, pero tampoco, me gusta ver cosas ante las que no puedo poner solución.

Pues bien, vi la película, bueno no toda, hubo una parte de unos 30 minutos bastante desagradables en la que los chicos del asiento de atrás, debían estar preguntándose que es lo que se me había perdido, a sus pies. Pero ya en el coche, comencé a reflexionar sobre lo visto... aunque primero os cuento, porque sino, no sabréis de que hablo.

La historia habla de una joven, que casada con un musulmán, es maltratada por este, ya que la considera de su propiedad, y la exige los derechos que el cree tener como hombre, no lo cuenta textualmente, pero presupongo que como no quería mantener relaciones con él, la violaba.

El caso, es que la joven, llamada Soraya, no es que no quiera tener relaciones con su esposo, es que él, quiere abandonarla por una niña de catorce años con la que quiere casarse, y según dice la película, cuando un hombre quiere hacer eso, debe pagar a su mujer para que pueda mantener a sus hijos, él, no la dejaba a penas recursos para que viviera con sus dos niñas, porque tenía dos niños varones, pero el padre se los lleva con él cuando se case.

La película comienza, con que aparece un periodista en el pueblo, y la tia de Soraya, quiere contarle la historia que había ocurrido el día anterior. El pueblo la tacha de loca, y el periodista también, pero ella insiste, en que debe escucharla para considerar si en verdad lo esta o no.


Así, la mujer cuenta, como a su sobrina la tendieron una trampa, el marido necesitaba una boda urgente con la niña (porque no puedo considerarla de otra manera), ya que ella solo se casará con él si saca a su padre de la cárcel, que esta sentenciado bajo pena de muerte. Por ese motivo, no tiene el tiempo suficiente para esperar a que su mujer le de el divorcio.

Ella es aconsejada por las personas importantes del pueblo a que le deje la libertad para casarse, sus hijos la repudían, porque aunque sus hermanas van a quedarse con su madre, ellos van a vivir mucho mejor en la ciudad con el nuevo matrimonio de su padre.

Un día, una mujer muere en el pueblo, y el alcalde, y el religioso del pueblo, piden a Soraya que se haga cargo de la casa del hombre, que tiene un hijo con discapacidad, así ella conseguirá el dinero que su marido no la dará con el divorcio, y le dará la libertad que todos esperan.

Pero el marido, sin tiempo, comienza a tramar un plan, la acusa de adulterio con el hombre al que ayuda cada día con su casa. El alcalde le pide dos testigos, y como nadie testifica a su favor, el marido, amenaza al hombre con acusarla a él también de robarle a su mujer, lo que provocaría la pena de muerte para ambos, dejando a su hijo solo. Al final, el hombre cede ante las amenazas, y la acusa. En una hora, y cuando todos los hombres del pueblo se ponen en su contra, la sentencian a la lapidación...



Dejo el final para vosotros, por si alguno quiere verla. Pero tenía la necesidad de explicar todo lo anterior para hablaros de los siguiente.

Pensando que no me gusta ver las injusticias en las que no puedo poner mi grano de arena para ayuda, y teniendo en cuenta, que vi la película, he tenido que buscar un modo, de hacer mi reivindicación contra esto.

No puedo entender, y por tanto no respeto en absoluto, como un pueblo entero, puede decir que se hará una sentencia en nombre de Dios. De igual modo, que no puedo ni siquiera pensar, en las barbaridades que los hombres que se creen superiores pueden llegar a cometer por conseguir su cometido. Veo necesario proclamarme contra estos actos de violencia, contra esta irrespetuosidad hacia la vida humana, y al principal derecho constitucional, el derecho a la vida. Y no puedo ni siquiera imaginarme, como otros países, con su poder, su riqueza, y sus influencias, no son capaces de parar este tipo de sentencias.

La violencia no se combate con violencia, pero tampoco con pensar que esa violencia no existe, y que esas cosas no ocurren.

Abramos nuestros ojos, y presionemos a los que "mandan" y "gobiernan", para que luchen por encerrar a estos "asesinos".

Y si crees que la lucha no va contigo, entonces te hago pensar con esta pregunta...
¿Y si tu hubieras nacido allí?

Os dejo también el enlace de amnistía internacional, para el caso de lapidación que están intentando que no se lleve a cabo.

1 comentario:

Wendo dijo...

Toda la razón preciosa, podríamos haber sido nosotras las que naciéramos ahí y entonces necesitaríamos se escuchadas, por eso es bueno que le cuentes al mundo lo que piensas, ya que con ello le abrirás los ojos a algunas personas y ya estas aportando tu granito de arena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...