Dicen que...

Revisando mi pasado he encontrado las poesías, 
las dedicatorias, las cartas que escribía, 
cuando pensaba que la vida solo era eso... Poesía.
Aquí os dejo una de ellas que siempre me hizo 
pensar, 
si es posible que existan personas que pueden 
estar con otras, sin amarlas, sin quererlas, 
deseando a otra...
Espero que jamás os toque vivirlo.


 
"Dicen que el tiempo es testigo de mil cosas,
y que los años se marchitan, 
como pétalos de rosas.
Para mí, el tiempo quedará en el recuerdo,
y los años pasados, 
en el recuerdo se murieron,
y también mi amor se murió con ellos,
pues aquella tarde, 
mi corazón murió de celos.
la sangre de mis venas se paró al instante,
cuando en su cama, 
la muerte estaba acechante.
Yo a su lado, sin parar de llorar,
cuando sus palabras me hicieron callar.
- yo te quise con todo mi corazón, 
pero ella me ha dado, el amor y la razón.
Tu eres la chica de todos los días, pero ella...
ella es la niña de toda mi vida.
Solo quiero que sepas la verdad,
y que a ella, yo nunca la dejaré de amar.
La última palabra de su boca salió,
se me clavó en el alma, y del alma, al corazón.
Era el nombre de quien yo conocía,
era el nombre de mi mejor amiga.
Todos los días al atardecer,
descansan dos cruces, en dos tumbas a la vez.
En una esta escrito, para el amor de mi vida,
y en la otra, con venganza a la mejor enemiga"



Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor