¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

30 de mayo de 2011

¿Hasta dónde llegan los derechos de unos y acaban los de otros?

Hoy, a diferencia de lo que hago en meses anteriores, he decidido empezar a colgar otro capítulo del libro, aunque suele hacerlo únicamente al comienzo del mes, por mi comodidad, por la vuestra al buscarlo... No sé, manías. 

Y es que hoy, no tenía ideas de sobre que escribir, porque hablar de lo acontecido en Cataluña, como se vulneran derechos de personas, tanto de policías, como de los que están acampados, me revuelve el estómago. No estoy a favor de ningún tipo de violencia, ni ahora, ni nunca, ni siquiera para desalojar a personas, ni aun cuando se les haya avisado de ante mano. ¿Por qué motivo? Siempre hay otros métodos, menos dañinos y menos perjudiciales.




La policía está para proteger a todos los ciudadanos, la cuestión es... ¿Por qué todavía no respetamos? No estaba allí cuando ocurrieron las cosas, soy de la opinión de que hay otras maneras de hacerlo, tanto la acampada en sol, que está molestando tanto a transeúntes como comerciantes, como por el lado contrario la actuación de la policía, que obligados, tuvieron que intervenir, y hablo de lo que me toca más de cerca.

Te piden que desocupes una zona, tienes una única solución, sino quieres que la policía cargue, cumpliendo órdenes, hazlo, desaloja, ya nos hemos dado cuenta de lo que el país quiere, la manifestación sirvió para que un grupo numerosos de personas fueran a decir lo que pensaban, a intentar cambiar el mundo, como bien dice en el vídeo, pero... 

¿Cómo ha respondido la gente? Haciendo lo contrario, síntoma de que no quieren que el mundo cambie, por tanto, puedes seguir expresando tu opinión en lugares donde no hagas daño a nadie, y si molestes a los que verdaderamente están jo..... El país, y esos lugares son, entre otros, la puerta de la casa de los políticos, de cada uno de ellos, sin molestar, sin hacer ruido, sin entorpecer el paso a los vecinos, pero sí impidiendo, que los políticos hagan una vida normal, que no puedan salir de su casa sin el recordatorio de que estamos enfadados, de que exigimos cambios. 

Otro modo, recogiendo firmas, que si bien probablemente no servirán para nada, al menos hemos dado la opinión de que estamos en contra pero, vuelvo a decir lo mismo que con anteriores, acampadas, huelgas, etc. ¿Hasta dónde llegan los derechos de unos y acaban los de otros? Porque la gente no puede ir a pasear tranquilamente por sol, que sí, que estamos de acuerdo en que eso al menos les hace pensar porque, pero es que hay personas a las que todo lo que ocurre en nuestro país no les afecta, entre otros, a los turistas, que vienen ilusionados a ver como es la puerta del sol.

No sé, tal vez me meta en camisas de once varas al escribir este post, que coste que estoy de acuerdo con la expresión libre, con que exista de una vez por todas, una democracia real, con que dejen de gastarse nuestro dinero en tonterías... Pero, también reconozco, que la otra parte, no los políticos, sino las personas que quieren pasear por sol sin tener que ver tiendas de campaña, los que tienen sus comercios allí, cuya clientela no entra por miedo, a los que les han robado, el tráfico que se ha ralentizado... Todo eso, pues, entiendo que ellos también hablen de una democracia real por sus derechos.

Que malos los policías, pero es que ellos solo cumplen ordenes, no les hace gracia seguramente ir pegando por ahí a la gente, ¿A quién le hace gracia? No quiero ni saber la respuesta, pero espero que a los policías no. Tienen familia, hijos, padres, madres, que están preocupados porque sus hijos, maridos, padres, estén ahí, y puede que lleguen heridos a sus casas.

Sí, nosotros pedimos nuestros derechos, pero ¿Qué derecho tenemos a agredir? Ninguno, ¿Qué derecho tienen a agredirnos? Tampoco tienen ninguno, pero están cumpliendo con su trabajo.

Por favor, sólo pido una cosa, no más violencia, ni por una parte ni por la otra, ¿Que tenemos derecho a protestar? Sí. ¿Que ellos tienen derecho a trabajar? También. Pensemos entonces, en la pregunta que os hacía antes.




¿Hasta dónde llegan los derechos de unos y acaban los de otros?

Espero no ofender a nadie con el post, he intentado expresar la opinión de las dos partes.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...