¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

3 de julio de 2011

Isemay- Parte 8.3 VIVO

 -                            Isemay- volvió a hablar Uwuain horas después cuando la joven pareció moverse en el suelo- Isemay, abre los ojos- la pidió mientras suplicaba al cielo que lo hiciera.
-                            ¿Dónde estoy?- habló la joven al fin agarrándose la cabeza- ¿Papá?- preguntó mirando hacia el techo.
-                            No, Isemay, soy yo, Uwuain, mírame- la habló hasta que ella volvió la cabeza.
-                            Oh, Dios mío- se incorporó ella rápidamente pero pareció tambalearse- ¿Entonces era cierto?- Corrió hacia él aun dolorida por el golpe contra el suelo- Uwuain- le abrazó y sollozo agarrada a su cuello- ¿Estas bien?- le preguntó separándose después de un rato de él.
-                            Ahora si- la sonrió- ¿Te ha hecho algo?- la preguntó asustado.
-                            ¿Wilde?- le respondió con otra pregunta- no creo que se atreviera a tocarme, ¿Era esto lo que querías decirme cuando me escribiste a la capital?
-                            Yo no te escribí- la contestó- hace muchos meses que no lo hago, tu me pediste que no lo hiciera.
-                            No- negó ella con la cabeza- jamás hubiera hecho tal cosa, eres mi hermano- volvió a abrazarle.
-                            Ten cuidado- se quejó el joven.
-                            ¿Te han golpeado?- le preguntó sabiendo que su hermano asentiría con la cabeza, como exactamente hizo- Vais a pagármelas por esto- grito a los que se encontraban fuera- Todo el ejército de Sabell asolará tus tierras, Wilde- volvió a chillarle- Te lo juro por lo más sagrado.
-                            No grites- la indicó su hermano- será mejor que no sepan que despertaste- sonrió para quitarle énfasis a sus palabras- Oh, Isemay, cuanto has cambiado- la miraba su hermano perplejo.
-                            Solo un poco- sonrió la joven mostrando una perfecta fila de dientes blancos totalmente alineados- pero ese bastardo no me ha dejado bañarme en semanas- tocó una de las costillas inflamadas de su hermano- ¿Te duele?
-                            Si, un poco- cogió aire él ante el dolor que le recorrió el estómago- cuando salgamos de aquí voy a llevarte de nuevo al lago- la tranquilizó- nos bañaremos juntos como antes.
-                            No creo que sea muy normal que te bañes conmigo- le sonrió mientras se rasgaba un trozo de vestido- ya he crecido un poco- se miró para que su hermano también la mirara- voy a vendarte esto.
-                            No es necesario- la contestó Uwuain.
-                            Por supuesto que lo es, te necesito sano para sacarte de aquí- le explicó.
-                            Voy a llevarte a nadar al lago- cambió de nuevo el tema Uwuain- y después, te acompañaré a comprar chocolate al pueblo.
-                            Me parece bien- volvió a rasgar ella otro trozo de tela del vestido colocándoselo entre su piel y los grilletes de las muñecas- es un bárbaro- repitió- ¿Cómo se atreve ha hacerte esto?
-                            Creo que pensó que sería la única manera de traerme, me defendí bastante.
-                            Reinald vendrá en nuestra búsqueda, él sabe que yo no saldría de Sabell sin él.
-                            ¿Has estado allí?- la preguntó sorprendido.
-                            Si, y de allí me sacaron mientras dormía, espero que Reyna este bien, corrió al armario cuando los vió aparecer.
-                            Se ha cuidado sola durante todo este tiempo- hizo una mueca mientras ella le cambiaba el vendaje que tenía en la cabeza por un trozo limpio de su vestido y comenzó a arrancar las mangas para envolverle los pies con ellas- ¿Supongo que no fuiste tú la que me dijiste que la abandonara?
-                            Por supuesto que no- cogió otro trozo de prenda.
           -              No deberías quitarte más ropa- la habló Osmar desde el otro lado de la estancia.

3 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonito el relato, gracias por compartir.
un placer pasar por tu casa.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Scarlet2807 dijo...

Tu narrativa es muy, muy buena, mantienes la atención en todo momento...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Tamara dijo...

Gracias Ricardo me alegro de que te guste.
Gracias Scarlet, espero que sigas intrigada hasta el final jejeje.

Un beso a ambos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...