¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

29 de noviembre de 2011

Escrito de una ciudadana.

Como algunos de vosotros sabréis a estas alturas, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha dictado una sentencia en la que afirma que llamar "zorra" a una mujer no es delito ni falta ni nada porque quien usa ese adjetivo en realidad quiere decir que dicha mujer es astuta y sagaz. He aquí el escrito que le ha remitido una ciudadana……

"Estimado juez Del Olmo: Espero que al recibo de la presente esté usted bien de salud y con las neuronas en perfecto estado de alerta como es habitual en Su Señoría…

… El motivo de esta misiva no es otro que el de solicitarle amparo judicial ante una injusticia cometida en la persona de mi tía abuela Felicitas y que me tiene un tanto preocupada. Paso a exponerle los hechos:

Esta mañana mi tía abuela Felicitas y servidora nos hemos cruzado en el garaje con un sujeto bastante cafre que goza de una merecida impopularidad entre la comunidad de vecinos. Animada por la última sentencia de su cosecha, que le ha hecho comprender la utilidad de la palabra como vehículo para limar asperezas, y echando mano a la riqueza semántica de nuestra querida lengua castellana, mi querida tía abuela, mujer locuaz donde las haya, le ha saludado con un jovial "que te den, cabrito".

Como una hidra, oiga. De poco me ha servido explicarle que la buena de la tía abuela lo decía en el sentido de alabar sus grandes dotes como trepador de riscos, y que en estas épocas de recortes a espuertas, desear a alguien que le den algo es la expresión de un deseo de buena voluntad. El sujeto, entre espumarajos, nos ha soltado unos cuantos vocablos, que no sé si eran insultos o piropos porque no ha especificado a cuál de sus múltiples acepciones se refería, y ha enfilado hacia la comisaría más cercana haciendo oídos sordos a mis razonamientos, que no son otros que los suyos de usted, y a los de la tía abuela, que le despedía señalando hacia arriba con el dedo corazón de su mano derecha con la evidente intención de saber hacia dónde soplaba el viento.

Como tengo la esperanza de que la denuncia que sin duda está intentando colocar esa hiena -en el sentido de que es un hombre de sonrisa fácil- llegue en algún momento a sus manos, le ruego, por favor, que intente mediar en este asunto explicándole al asno -expresado con la intención de destacar que es hombre tozudo, a la par que trabajador- de mi vecino lo de que las palabras no siempre significan lo que significan, y le muestre de primera mano esa magnífica sentencia suya en la que determina que llamar zorra a una mujer es asumible siempre y cuando se diga en su acepción de mujer astuta.

Sé que es usted un porcino -dicho con el ánimo de remarcar que todo en su señoría son recursos aprovechables- y que como tal, pondrá todo lo que esté de su mano para que mi vecino y otros carroñeros como él -dicho en el sentido de que son personas que se comen los filetes una vez muerta la vaca - entren por el aro y comprendan que basta un poco de buena voluntad, como la de mi tía abuela Felicitas, para transformar las agrias discusiones a gritos en educados intercambios de descripciones, tal y como determina usted en su sentencia, convirtiendo así del mundo un lugar mucho más agradable.

Sin más, y agradeciéndole de antemano su atención, se despide atentamente, una víbora (evidentemente, en el sentido de ponerme a sus pies y a los de su señora)."

10 comentarios:

orthos62 dijo...

jajaaj genial, fenomenal la carta al pobre Sr juez y lo digo en la acepción mas correcta dada la crisis actual, jejeje. Habria que ver que tal le sentaría que se lo llamaran a su mujer, a lo mejor despues de la sentencia hasta le mola, no te digo.
bueno niña cuidate.
un besote de sabores

^^EldanY^ dijo...

Juasss, qué bueno. Voy a ver si soy capaz de decirlo del tirón cuando emita esta tarde.
Un abrazo profe.

Piruja dijo...

Hola Tamara, conocía la noticia, hoy en día oyes cada sentencia que dejan con la boca abierta, parece mentira que estos "señores" estén donde están impartiendo justicia, tu crees que este señor le dice a su madre que es una zorra?, en el buen sentido de la palabra claro, muchas veces he dicho que al final los agresores serán los que tengan la razón mientras que las victimas parece ser se lo merecían, en fin, la carta magnifica!!, como en el mismo vocabulario de este señor le dice las cositas bien dichas.

Besos.

Amelia dijo...

sencillamente BRILLANTEEEE la carta!!! lo mejor, llamarle porcino al juez, más bien gorrino le pega más al pedazo de machista.

Como en todos los ámbitos profesionales hay personas de cualquier ideología, sensibilidad, carencia de valores, machistas, en fín que se merece esa carta y muchas más el querido juez.

Un besazoooooooooooo y buena entrada. Amelia.

Manolo García dijo...

Hola!!

Bueno, sé que no me paso mucho a comentar, pero ya sabes, sí a leer... en fin, el tiempo, que es el que es, y encima uno, que es tonto, se echa encima más obligaciones...

De injusticias está lleno el mundo, y de personas corruptas también. El texto está escrito con la mayor de las ironías, es evidente, pero no por eso deja de tener razón. Creo que para ciertos trabajos no valdría con estudiar o sacar unas oposiciones, pero es que el mundo está hecho así... y no podemos cambiarlo.

Y hablando de oposiciones, espero que tus exámenes fueran de lujo, vamos, que ojalá te hayan salido todo lo bien que esperabas.

Besos!!

Tamara dijo...

Orthos eso pienso yo, a ver que tal le sentaría que llamaran zorra, en sentido de astuta a su mujer o a su hija... Pero vamos que será igual de machista en su vida privada.

Besos.

Tamara dijo...

Daniel, pero eso se avisa... ¿A qué hora emites?

Tamara dijo...

Jajaja, Piruja, creo que si ve esa acepción como buena, ¿Por qué no llamarselo a su madre? Lo mismo la mujer es una zorra, en el sentido de astuta, por supuesto.

En fín... Según va el mundo, ya no me sorprende nada.

Un besazo.

Tamara dijo...

Toda la razón Amelia, por desgracia hay gente mala en todas partes, refiriéndome a malo, como traviesos, no como su otra acepción que dice que carece de bondad y de otras cualidades positivas... A mí nunca se me ocurriría lo segundo.

Jajaja, lo de porcino estuvo gracioso.

Un besazo amiga.

Tamara dijo...

Manolo, yo si creo que el mundo puede cambiar, solo espero que el resto de la población se de cuenta... Nosotros somos el mundo, así que, ¿por qué no hacer que cambie? No quiero que mis hijos vean el mundo que yo veo.

Las opos genial jejeje. Gracias por preguntar. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...