Isemay- Parte 26.2 MUERTO

              
Ya no temía por su vida, tal vez podría morir ese día, comenzó a dejarse vencer por el sopor de lo que estaba aconteciendo. Y cerró los ojos, volviéndose flácida y escurridiza entre los brazos de su prometido. Oyó gritos de hombres a lo lejos que le metían prisa por salir de allí.
-                             ¿Quieres que viva?- la preguntó zarandeándola de nuevo- pues aún tienes que casarte conmigo.
-                             Mi señor- le interrumpió uno de los hombres- tenemos que salir.
La agonía que sufrirían otras personas si ella fallecía, la hizo volver en sí, su cuerpo comenzó a recobrar fuerza y su hijo fue consciente de que ella necesitaba de su energía para saber que tenía algo por lo que luchar. La pateo con fuerza, tanto que sintió toda la valentía y el coraje para enfrentarse a lo que viniera.
-                             Tu tío te lo agradecerá- pensó para sí.
-                             ¡Son piratas!- grito un hombre que acababa de llegar hasta la puerta.
-                             Hay que salir a cubierta antes de que otro cañón impacte en los camarotes- oyó decir a Wilde que tiró de ella sin ningún miramiento hacia el pasillo.
De lado a lado y golpeándose con los laterales del pasillo a causa del movimiento del barco, consiguió llegar al borde de las escaleras. Al fondo, vio como Tricia era ayudada a salir por un hombre que la empujaba escaleras arriba agarrada de la cintura.
-                             ¿Estas herida?- quiso preguntarla, pero sabía que no la oiría entre tanto grito.
Ella a penas se volvió para verla, mientras Wilde la empujaba. Otro cañonazo, que la hizo tambalearse de nuevo ya en las escaleras, y hubiera caído hacia atrás, si el hombre que la dio el sombrero el primer día, no la hubiera agarrado del brazo sosteniéndola.
-                             ¿Esta bien, mi lady?- la preguntó.
-                             Por supuesto que está bien- tiró de ella Wilde para ponerla a su lado.
-                             A mi no me lo parece, mi lord- habló Thorpe de nuevo.
-                             Es mi prometida- le encaró.
-                             Las mujeres deben colocarse en otro sitio, mi lady- apareció el capitán terciando entre los hombres- estamos siendo atacados y me temo que son piratas, estaría más segura con el resto de mujeres.
-                             Por supuesto- habló Isemay rápidamente- lléveme junto a ellas.
Como habían previsto Wilde no objetó nada, prefería salvar su vida a proteger a su prometida.

Comentarios

^^EldanY^ ha dicho que…
Yo tb me hubiese ido junto a las mujeres :)
orthos62 ha dicho que…
Y wilde por que no puede que si no también lo haría jeeej
un besote
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, Dany, ya sabíamos que no eras bobo ajajajaja.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, Wilde y todos... incluso los piratas, que no se podían desaprovechar oportunidades.

Un besazo Orthos.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

BLOG REGISTRADO