El amigo que nunca tuve

Aquí os dejo otro de los cuentecillos que escribo, esta vez, es un poco diferente, pero su mensaje, espero que llegue a muchos, como es bastante largo, lo he dividido en varias partes...



Había una vez una niña, triste y solitaria, cada día, a cada instante, se sentía sola, era una niña enferma, la mayoría de los días no podía salir a la calle, apenas iba al colegio y le costaba mucho, mucho hablar, se ahogaba con cada palabra, cada paso, con cada movimiento rápido.

Ella, nunca pensó que la vida sería así de difícil. Había nacido sana, fuerte, alegre. Era una niña con luz propia, que iluminaba el día a todo el que la veía, su pelo rubio, sus ojos marrones, tan grandes, que parecía que podía leer en tu interior cuando te miraba.

Pero, todo cambió, su vida cambió cuando enfermó y tuvo que decidir entre sobrevivir, o dejarse vencer por el dolor.

La verdad es que no le había ido tan mal, seguía viva, pero en cuanto al dolor, muchas veces se dejaba vencer por ese asqueroso dolor. Se tumbaba en la cama, se arropaba con sus mantas infantiles y soñaba, sin saber del mundo, con las lágrimas derramándose por sus mejillas, soñaba con la soledad, y que el dolor desaparecería.

Continuará...

Comentarios

Amelia ha dicho que…
Este cuento es triste Tamara. La verdad es que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero esa niña sabrá sacar el lado bueno de las cosas y vivir dignamente con su enfermedad.
A ver como continuaráááá....
un besito.amelia.
Piruja ha dicho que…
Hola Tamara, muy triste me parece este cuento que nos vas a contar, pobrecilla de la niña pero ya veremos en que depara todo, de momento me gusta lo que he leído, estaré pendiente de lo siguiente.

Un besote
EldanY dalmaden ha dicho que…
Sitio pillo profe.

Empezamos bien.
Lembranza ha dicho que…
Es muy triste tu cuento Tamara. Aunque se asemeja mucho a muchísimos niños, más de los que creemos que viven prácticamente en el hospital. Y todavía así, tienen una sonrisa y mucho amor para los que les rodean. Un abrazo
S.T.E.M.A. ha dicho que…
La vida a veces se te presenta linda, alegre y de pronto una enfermedad llena de dolor lo que antes te daba alegrías...no se como le irá a la niña, tendremos que esperar para seguir la historia, pero al menos, hay muchas cosas que se pueden hacer para seguir viviendo y sacando lo mejor de los días en que nos encontramos bien..
bss
Gema ha dicho que…
Coincido con los demas blogueros el cuento se presenta triste... pero aqui estoy para continuar leyendolo...
Tamara ha dicho que…
Amelia, ella dijo que sobreviviría a esa enfermedad, pero creo que ahora como bien dices, esta viviendo con su enfermedad.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Gracias Piruja, y espero que te diga gustando, triste es, la enfermedad nunca trae alegría.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
jajajaja, Dany, pues terminará mejor jajajaa. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Pues si Lembranza, por eso fue escrito, porque hay muchas vidas jod... por esfermedades así.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Pues si S.T.E.M.A.muchas cosas se pueden seguir haciendo, pero siempre hay momentos de flaqueza. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Y aquí seguiré yo contando jejejeje. Un besazo Gema.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor