¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

4 de marzo de 2012

El Pino

“Había una vez un arbolito, muy pequeño, pequeñito, que tenía unas ramitas, también muy pequeñitas. Cuando llegó la Navidad, todos los demás árboles, grandes y fuertes, adornaron sus ramas con muchas bolas de colores. Pero el arbolito no podía tener tanto peso en las ramas del árbol, porque pesaba mucho, así que su mamá, le dijo que no podía ponerse ninguna bola en las ramas.
El arbolito se puso triste, todos los árboles eran más bonitos que él. Los demás tenían tantos, tantos colores, que cuando la gente pasaba por la calle y los veía, sonreían de felicidad, pero él eran tan pequeñito, y encima tan triste, sin bolas de colores, que no se sentía nada bien.
El arbolito lloraba y lloraba, nadie quería ser su amigo, no tenía bolas de colores en las ramas.
  • -    ¿Puedo jugar con vosotros?- le dijo un día a otro arbolito.
  • -    No puedes- le dijo el otro arbolito- No tienes colores alegres y bonitos.
  • -    Pero yo quiero jugar- le dijo el arbolito.
  • -    Cuando seas mayor- le dijo el otro arbolito- ahora déjanos en paz.
El arbolito siempre estaba muy triste, pero un día pasó un angelito por allí que le dijo:
  • -    Arbolito, no tienes que estar triste, cuando crezcas, podrás ponerte las bolas de navidad más bonitas de todas.
  • -    No creceré nunca- le dijo el arbolito- yo siempre seré así de pequeñito.
  • -    Entonces- le dijo el angelito- haz que te recuerden por las cosas buenas que hiciste.
  • -    ¿Las cosas buenas?- Preguntó el arbolito.
  • -    Claro le dijo el angelito- Tienes que portarte muy bien con los demás, porque si eres bueno, dará igual si tienes bolas de navidad en tus ramas o no, la gente te querrá.
El arbolito no entendía nada, a la gente le daba igual que él fuera bueno, él solo quería ser alto y fuerte.
Un día, hubo una gran tormenta, y todos los árboles con sus bolas de colores, se juntaron mucho, mucho, para que el aire y el agua no rompiera las bolas de navidad, pero el arbolito se quedó solo, mirando como la gente se mojaba con el agua.
Pasó por allí un abuelito, que andaba muy, muy despacio, y se estaba mojando mucho con el agua. De repente, el abuelito se escurrió, y se cayó al suelo, no podía levantarse de allí.
Todos los árboles, vieron al abuelito mojarse en el suelo, pero ninguno hizo nada, si se movían, las bolas de navidad se romperían.
Pero al arbolito pequeñito, abrió todo lo que puso sus ramas, tanto, tanto, que tapó al abuelito con ellas para que no se mojara, y sacó sus raíces de la tierra para ayudarle a levantarse.
El abuelito, le miró sonriente, estaba muy contento porque el arbolito le había ayudado.
Al día siguiente, el arbolito, se puso enfermo, por haber despegado tantos sus ramas, el viento, se las había roto, y al sacar las raíces de la tierra, muchos coches se las habían pisado.
El resto de arbolitos se reían de él, no tenía bolas de navidad y encima estaba muy enfermo. 
Pero cuando el arbolito iba a empezar a llorar de lo triste que estaba, vio que mucha gente iba hacia él.
Era la gente del pueblo, que le ayudaron a enterrar de nuevo sus raíces en la tierra y le cuidaron para que se pusiera bueno.
El arbolito nunca había sentido tanto amor, nadie le había querido nunca tanto.
El arbolito fue tan bueno, que desde el cielo le dieron un regalo, hicieron que creciera mucho, mucho, mucho, se hizo más alto que cualquier otro árbol, las estrellas, bajaron del cielo para adornar sus ramas, también la gente le adornó con bolas de navidad, y todos iban a quererle y cantar alrededor de él.
Ese árbol, se llamaba Pino, y ahora, nosotros lo ponemos en nuestras casas durante las navidades, y lo adornamos con bolas de colores, para recordar siempre, que cuando ayudamos a los demás, obtenemos un premio muy importante, amor a cambio."

Siempre me cuesta poner el árbol de navidad, y quitarlo de nuevo, pero... al escribir esta historia, me di cuenta, de que ese Pino, simboliza unión, amor, amistad... No es en sí adornar el árbol, es hacerlo unidos.
Se que no pega para esta época, pero, estoy haciendo una recopilación de los relatos que más me gustan y que colgué en el otro blog, para que vosotros también los leáis. Espero que os haya gustado.

14 comentarios:

Gema dijo...

No conocia esta historia Tamara y es realmente bella. Gracias por compartirla que razon tienes no es en si el adornarlo sino los que lo adornamos, en mi casa es tradicion hacerlo juntos y nos encanta ese momento, pues para nosotros es mágico.

Un bsito guapa!

Juan Ignacio dijo...

Muy bonito.

Tamara dijo...

Gema, la historia no es real, me la inventé yo para los peques, es uno de los cuentos que les leo en clase para que le den importancia a hacer cosas en familia, me alegro de que te haya gustado. Un besazo.

Tamara dijo...

Gracias Juan Ignacio, me alegro de que te haya gustado. Un besazo.

sabores compartidos dijo...

ejje ya te imagino contandole el cuento a los niños en la clase, jajaja todos embobados haber quien se pide ser el árbolito.
En la unión está la fuerza que dice el dicho y no en en ser tan orgulloso como para no aceptar a los demás sin más.
un besote niña

Estampida Animal dijo...

Precioso, me alegro que vayas a poner mas porque me encantane ste tipo de historias ^^ Un besito!

Piruja dijo...

Hola Tamara, que historia mas bonita nos cuentas del pino, el hacer el bien a los demás es lo que luego tiene su recompensa como le paso al arbolito y no fue un egoísta como los demás arboles, nunca he puesto un pino de verdad en Navidad, antes lo ponía artificial, pero ahora como no tengo espacio pongo uno muy chiquitillo en el mueble del recibidor y es de metal pero muy chuli, gracias por esta bonita historia.

Besos.

^^EldanY^ dijo...

Como siempre Tamara, te sacas unas historias....
Muy bonita profe.
Un abrazo y queremos másssss

Tamara dijo...

Sabores, la verdad es que leemos el cuento, y después solemos hacer una ficha, porque todos quieren llevarse al protagonista a casa jajajajaja, la mayoría de las veces les digo que tienen que dejarla en clase y que se la llevarán al final del curso, pero otras veces los veo tan ilusionados, que prefiero dejar que se la lleven jajajajaja.

Si me imaginas contando el cuento... Imagina también las caras, los ruidos, las voces que pongo... porque anda que no soy un poco fantástica yo jajajaja.

Yo creo que al inculcar estos valores desde pequeños, ellos solos aprenden a ver lo que esta bien y esta mal, y para mi la naturaleza es algo muy importante, así que bueno, espero que aprendan que es mejor estar unidos.

Un besazo sabores, y feliz semanita.

Tamara dijo...

Me alegro de que te haya gustado Estampida Animal, si, habrá más jajajaja, de todas formas ya he contado alguna que otra jajajaja. Un besazo.

Tamara dijo...

Piruja, yo tampoco he puesto nunca un pino de verdad es casa, me parece que, como en otra de las historias que les cuento del arbolito de navidad, es injusto quitar la vida a un árbol para solo una época del año, así que los pongo artificiales. Pero bueno, lo importante es que nos damos cuenta de que hacer el bien, siempre es recompensado con cariño, aunque a veces salgamos lastimados.

Un besazo, y gracias a ti por leerla.

Tamara dijo...

Dany, ya sabes que siempre surgen por el tema a trabajar en clase jejejeje. Muchas veces ver algo que nos inspira hace que salgan estas cosas. Un besazo y habrá más jajajaja.

Gema dijo...

Pues nena mas bonita me parece! porque nena como te dije es preciosa.

Besitos guapisima! mira aqui tenemos una Gloria Fuertes pero del 2000 jeje!

Tamara dijo...

Jajajajaja, pues gracias y de nuevo gracias por tus palabras, Gema, si me lo dice una mami que lee cuentos a sus peques, vamosssss, que me doy por satisfecha jejejeje.

Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...