Isemay- Parte 34.1 MUERTO

          Capítulo 34


Fue en la noche, cuando los pasos volvieron a acercarse a ellos, Osmar decidió separarse del grupo que dormía plácidamente, su esposa mantenía a su hijo cerca de ella, abrazándolo entre sus brazos, protegiéndolo del frío con la poca ropa que la quedaba encima. Por tercera vez sabía que algo iba a ocurrir, y no quería dejarlos, pero si la alertaba probablemente preferiría y le rogaría que escaparan juntos. Osmar sabía que de ese modo no habría escapatoria para ninguno, lo había intentado, pero su mujer y su hijo debían vivir.
Beso a ambos en la frente antes de separarse de ellos y apagar el fuego que volvió a esconderlos en la noche. Poco a poco y sin hacer ruido se separó de ellos, internándose en la espesura. A unos metros de allí, fue apresado.
            La noche dio pasó a la mañana, y lo cubrió todo, el sol comenzó a calentarla el rostro cuando por fin se desperezó, tenía a su hijo acurrucado contra ella, cerca de ambos, el fuego se había apagado. Se desperezó asustada, era raro que su esposo no los hubiera levantado aún, y el terror se apoderó de ella cuando miró alrededor y no vio rastro de él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor