Isemay- Parte 37.3 EXILIADO

   
-                            ¿Dos años? ¿Sabes desde hace dos años que ella está bien?- se levantó Osmar de un salto.
-                            Te lo explicaré todo con calma, siéntate, tenemos mucho de qué hablar como ya te dije. Ambos hicimos un trato, prometí no decirte ninguna noticia de ella, y no lo hice, en el fondo sabía que tu tendrías noticias.
-                            No las tuve.
-                            No mientas- sonrió el rey- yo hice llegar los rumores hasta tus hombres.
-                            Sólo sé que ella estaba viviendo fuera de Sabell y de Halk, que nadie sabe dónde reside, pero que estaba bien, una noticia de ella en dos años.
-                            Suficiente- le indicó el rey.
-                            No entiendo nada, si le prometiste no darme información de ella, ¿Por qué me has llamado?
-                            Entre otras cosas, porque me volvió a pedir la nulidad, y está vez iba muy en serio.
-                            ¿Se ha enamorado de otro hombre?- preguntó Uwuain barajando las opciones.
-                            Espero que no, pero vive con uno.
-                            ¿Qué?- Osmar volvió a levantarse de su silla, y comenzó a pasear airado por la habitación- ¿Me has llamado para decirme que mi esposa esta con otro hombre?
-                            No, te he llamado para decirte que, tengo un trato con ella, por eso habéis regresado.
-                            ¿Ella te lo pidió?- Uwuain necesitaba un trago, así que cogió el vaso de licor que había encima de la mesa.
-                            No, ella ha sido la que os ha mantenido fuera de aquí durante dos años, ¿Por qué iba a querer que regresarais?
-                            Creo que no me estoy enterando de nada- Dijo Uwuain sirviéndose otro trago y siguió paseando por la habitación.
-                            ¿Podéis entender que la dí mi palabra y voy a faltar a ella?
-                            Habla de una vez, primo- le insto Osmar.
-                            Voy a contártelo todo, pero, quiero algo a cambio.
-                            Está bien, lo que sea- se apresuró a contestar Osmar.
-                            Tengo un nuevo trato con tu esposa, y este si voy a cumplirlo.
-                            ¿Vas a darla la nulidad? ¿A eso tengo que acceder? Porque no…
-                            No, eso estaba fuera de discusión, ella lo sabía- le indicó el rey antes de que continuara.
-                            Habla entonces- insistió ahora Uwuain.

Comentarios

Abedul ha dicho que…
Hola Tamara el fondo tiene algunos fallos no me gusta esta algo descentrado y el monje queda muy recotado y la entrada va a ser otra.. a ver cuando te puedo decir que queda inagurado mi nuevo blog !!! besukis de Begoña
frank ha dicho que…
bonita!
orthos62 ha dicho que…
Ufffff estan los dos que echan ascuas, como no hablen pronto lo cogen del pescuezo, ejejej
besotessssssssssssss
Abedul, ya estoy en ello, espero poder decirte pronto que lo tengo acabado. Un besazo.
jajajaja Orthos, es que esperar es difícil. Besos.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor