La princesa 2


Y así fue, como se encontró donde estaba ahora, en esa situación, en medio de ese lugar donde el agua brillaba por su ausencia, donde la tierra se abría a su paso por lo seco del lugar, y donde cada caso, resonaba en el silencio más espectral, solo la arena al moverse, parecía susurrar su nombre, pero él sabía que no, y es que, ya nadie le esperaba. 

Pero en otro tiempo no fue así, él era un valiente guerrero, que nunca huía de una guerra, pero hoy, todas sus ganas de actuar como Paladín de la justicia se le acabaron cuando le ordenaron perseguir y ejecutar a un fugitivo. 

Un fugitivo que no había obedecido los caprichos del Rey, al que tiempo antes, el valiente guerrero había servido con honor. Pero esta vez no, por primera vez en su vida, no iba a seguir los mandatos de un Rey sin corazón.

Y es que, ese fugitivo era su hermano, su propio hermano.

Nunca jamás, como Paladín había dado su brazo a torcer, jamás había renunciado a su deber.

Pero esta vez sí. Esta vez nadie haría que volviera a realizar la tarea encomendada. 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
beautiful blog kisses charles

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor