La princesa 5



Nuevas flechas volaron hacia donde él había estado hacía unas milésimas de segundo, el caballero se puso a rodar por el suelo hasta un pequeño hueco en la senda arenosa. Miró a su alrededor y descubrió varias figuras oscuras acercándose, todas con arcos.

- Maldita sea, a ver cuándo aprendo a usar el arco. Siempre me pasa igual, me van a matar sin acercarse- El guerrero pensaba que el uso del arco era algo cobarde, la verdad, a él le gustaba el cuerpo a cuerpo.

- Son cinco nada más, a ver si tienen al menos mala puntería y puedo asustarlos un poco- Siguió pensando. 

Comentarios

Ole a ti por escribirlo. Gracias guapo. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor