La princesa 9



Y unos días después, o tal vez unas horas, o simplemente unos minutos, el guerrero abrió los ojos de nuevo, y esta vez cuando despertó, se sentía fuerte.

- Para estar muerto, me siento bastante bien- se dijo más para si, que para algún posible presente- Y creía que estándolo no dolía nada- se tocó el pecho a duras penas- ufffff, cómo me duele el pecho.
- Eres un quejica, forastero- Dijo una voz- En mi vida he visto a alguien tan quejica, supongo que será normal en las tierras bárbaras que vives.


El caballero dirigió su mirada hacia la voz y pensó que qué pena haber muerto, ahora su vida podría haber tenido sentido al fin. 

Comentarios

Pilar ha dicho que…
Si es que no hay como llegar a tiempo ;)
EldanY dalmaden ha dicho que…
Lo mismo le dolía algo, estas chicas son tan duras...
Abedul ha dicho que…
Querida Tamara a mi las historias en capitulos no me van pierdo el hilo jajajjjapero bueno parece interesante...
Te queria comentar que tienes en Abedul un regalo premio cuando puedas si no lo tienes lo recoges es muy original. Un abrazo Begoña
Ya ves Pilar, necesitaba a la princesita el caballero como agua de mayo jejejejeje. Un besazo.
Jajajaja, lo mismo estaba con la regla Dany, todo es posible, y con dolor de cabeza no te apetece que se anden quejando jajajaja. Un besazo.
Begoña, ¿viste que ya colgué el post para que pudieras descargarte la historia completa? Lo hice porque se que hay a algunos que no os gusta, ya que no podéis leer los post todos los días.

Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor