¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

10 de junio de 2012

Isemay- Parte 38.2 EXILIADO

                   
Le tomó la cara entre las manos cuando llegó a su lado, y le secó las lágrimas, dándole un beso en cada mejilla, como si Olaft entendiera lo que había ocurrido, y que su madre estaba ahí para protegerle dejó de llorar, y la echo los brazos al cuello para abrazarla fuerte. La cadena que tenía al cuello deslumbró a Isemay, que la tomó entre sus manos mientras su hijo le miraba.
-                            Vas a conocer a papa- Intentó que el comprendiera- y seguramente tu tío también esté allí, pórtate bien, ¿De acuerdo? Y no te separes de mama- el niño sonrió y echo a correr de nuevo al ver que la hija del rey pasaba de nuevo por su lado.
Isemay le observó jugar, mientras continuaba oyendo el ruido de los baúles caer contra el carro, que la llevaría a la corte, había estado tantas veces allí, la encantaba estar con la reina, pero, no quería que Olaft estuviera en aquel ambiente, ella no quería estar cerca de Osmar tampoco, solo esperaba que la hubieran acomodado lo más lejos posible de su recamara porque no pensaba cruzarse con él en los días que permanecieran allí.
-                            Es un niño fuerte- oyó al rey hablar tras ella.
-                            Lo es- le dijo sin dejar de mirar a su hijo.
-                            Estará bien con su padre, Isemay, Osmar jamás haría daño a su hijo, le adora.
-                            Yo voy con mi hijo majestad, lamento que no haya sido informado de eso, y ahora si me disculpa, voy a prepararme.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...