Isemay 41.1




Capítulo 41




Los días fueron pasando bajo la misma rutina, Olaft pasaba la mañana con Osmar, en algunos momentos Reynald los acompañaba, pero por su parte Isemay se mantenía lo más alejada posible que podía, no quería verle, ni hablarle, ni sentir lo que sentía, quería huir, esconderse del mundo con su hijo, como llevaba haciéndolo dos años.
Sabía que en la corte la gente hablaba de ellos, Osmar Halk, había estado dos años desaparecido de su hogar, sabían que él había estado preso, que por esa causa perdió todo, los rumores corren como la pólvora por mucho que se quiera esconderlos. Ella había añadido llamas a esos comentarios, cuando decidió no fingir, llegó a la corte acompañada de otro hombre, su primo, pero al fín y al cabo otro hombre, después de haber estado escondida dos años, recluida en una fortaleza. Sabían seguramente de las misivas que el rey la había mandado, las veces que la reina había pedido que asistieran a sus fiestas y no lo habían hecho.
Ahora Osmar regresaba, después de lo que la gente consideraba un distanciamiento de su esposa, después de los rumores sobre la petición de nulidad, su mujer seguía conviviendo más con el otro hombre que con él, cuando Osmar estaba con su hijo ella nunca estaba cerca, como si le huyera o le diera miedo estar con él.

Comentarios

sabores compartidos ha dicho que…
Bueno legado a este punto ya no se que pensar sobre Isemay, es tan tozuda, pero al final se dará cuenta y volverá a acptar a Osmar.
otro besote de finde
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, Orthos piensas bien, Isemay es muy, pero que muy cabezota, pero a veces eso es lo que nos hace también luchar por lo que queremos hasta el final.

un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor