¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

27 de agosto de 2012

Duele

Hace mucho tiempo, tuve que dejar algo que amaba, para poder empezar algo que amaba aun más.

Tuve que despedirme de compañeros que me habían dado mucho, y me habían tratado fenomenal, para llegar a un lugar desconocido, donde me tendría que ganar el cariño de los demás de nuevo.


Pero cuando me planteo, que en la vida pueden pasar mil cosas y que por obligación tengas que abandonar lo que amas, me cuesta pensar si podría soportarlo.

Cuando comencé a ser maestra, día si, y día también estaba enferma, no es que la cosa haya mejorado mucho estos últimos tiempos, pero llegó un punto, en que creí que el médico iba a ser mi nuevo hogar.

Soy un poco cabezota, a veces aun estando muy mal, voy a trabajar, y cuando llego a casa me pregunto si valió la pena... Pero, al día siguiente cuando vuelvo, tengo claro que si la valió.

Os cuento esto, porque una de esas veces, en que las cosas ya habían pasado del gris al negro más oscuro, mi doctora, entre risas me dijo, si la cosa sigue así, tal vez tengas que plantearte dejar de ser maestra... En ese momento, me quedé pálida, y me vi, quitando el título de la pared mientras me temblaban las piernas y mis lágrimas caían pos mis ojos.

Hoy, sigo trabajando, pero nunca dejaré de recordar, que cada vez que entro a clase, tengo que disfrutar de ese día, porque no se que puede pasar y si al día siguiente podré volver.

Por eso, hay que vivir el día a día, y amar a cada instante... Mañana no sabremos si podremos hacerlo, pero el hoy, quedará en nosotros. 

4 comentarios:

Manuel García dijo...

A veces se toman deciciones que no sabes si son las correctas o no. Dejas una vida más o menos planificada para comenzar otra que no sabes cómo va a discurrir. Simplemente lo haces, quizás por alguien, quizá por tí mismo... quizá no sabes ni por qué lo haces.

Pero jamás debes arrepentirte. Hay que seguir ese nuevo camino y nada más.

Ánimo, cada día que pasa y no hacemos algo, hemos perdido esa oportunidad.

Besos!!

EldanY dalmaden dijo...

Es la lucha de la vida, algunas personas lo tienen todo fácil y otras, todo cuesta arriba, aún así, lo hacen mejor que otros, que lo tienen todo cuesta abajo y se quejan, por ejemplo yo.

Un abrazo Tamara y sigue como vas, ole tú.

Tamara dijo...

Gracias Dany jejejeje, bueno, a veces es cuesta arriba, a veces cuesta abajo, tampoco siempre es cuesta arriba que me canso mucho jejejeje.

Un besazo.

Tamara dijo...

Pues si Manu, lo importante es seguir adelante, siempre adelante. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...