Que escuche el que quiera

Cuando se empezó a hablar del Canon, mi padre se involucró mucho, nos lo explico a toda la familia, nos dijo que nos estaban robando y violando nuestros derechos, como el derecho a ser inocente hasta que se demuestre lo contrario... Nosotros lo entendimos, nuestra familia lo entendió y lo difundimos, ¿Qué ocurrió? De mil correos, seguramente solo diez personas lo leyeron y fueron conscientes de en que consistía y porque había que quejarse.


Tiempo después, empezó la crisis, o al menos, empezó a hacerse más patente, yo deje mi primer gran trabajo en Iveco, y empecé a estudiar en la universidad.

Unos meses después de eso, me enviaron un correo sobre el canon, y lo reenvié, pensando que yo tenía un grupo de amigos capaces de pensar por si mismos, y preocupados por el futuro del país, ¿Cual fue la respuesta? Ninguna, nadie lo reenvió por no ser una cadena, sin embargo, recibí un correo en respuesta, y yo pensé, mira, alguien lo ha leído y se preocupa por los demás, pero al abrirlo, tuve una gran sorpresa, era una compañera del trabajo, a la que echaron cuando yo me fui, ella tenía mi edad, pero ningún mejor plan de futuro, al contrario que yo.

El caso es que abrí el correo ilusionada, y solo vi dos líneas que decían "Con las cosas que están pasando en el mundo y tu me mandas un correo para preocuparme por un canon que ni se que es, a mí me importa mi trabajo, me importa que voy a comer mañana, me importa poderme comprar un mejor coche, pero ¿El canon? Eso no me importa"

La borre del correo para no tenerla que mandarla más cosas que la molestaran, no se daba cuenta que me estaba preocupando porque se enterara de que la están robando, igual que lo hacen con toda la población, de que están saltándose sus derechos, como lo es la ley de presunción de inocencia.

Hace unos meses, recibí un correo de Iveco, han echado a mucha gente, están en un ERE, y eso me preocupa, claro qué si, gracias a que todo empieza a remontarse y ahora buscan trabajadores, pero... En el correo me decía que me uniera a las manifestaciones, que los estaban dejando sin trabajo, y yo, no la contesté a ella, pero si al resto de mis compañeros dándoles mi apoyo por la lucha, solo que, ¿Por qué me ha de preocupar a mí que ella no pueda pagar su coche? ¿O que este sin poder comer? ¿O que pague un canon? etc. Pues si, me importa, porque soy persona, y no me importa el yo, yo, yo, yo... Pero, a la mayoría de la población si le importa solo el yo, a ella la primera, ¿Qué esperamos de una sociedad que no sabe más que mirarse a su ombligo?

Yo, sinceramente, cada vez espero menos, y mucho peor cuando veo que se permite jugar con el futuro de un país y aun así, dicen "Se lo merecen porque son funcionarios" Sin darse cuenta de que no juegan con mi sueldo, están jugando con la educación de sus hijos.

Comentarios

EldanY dalmaden ha dicho que…
Cada uno miramos a nuestro ombligo y lo que le pase a los demás, si estamos nosotros "a cubierto" poco no importa o casi nada.

Somos así en la mayoría de los casos.

Un saludete y buen post para abrir los ojos profe.
Karras ha dicho que…
Querida Tamara juegan con la educación y tambien con la sanidad. A ellos les interesa un pueblo enfermo y analfabeto. Un besote.
Tamara ha dicho que…
Dany la gente debería de dejar de mirarse el ombligo, no siempre hay pelotillas jejejeje.

un besazo.
Tamara ha dicho que…
Muy cierto Karras, pero ciertos sectores de la población también quieren eso.

un besazo.

Entradas populares de este blog

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO