¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

21 de julio de 2014

Lagsaña


Soy como Garfield si, ese gatito simpático que en vez de comer pescado le encantaba la lagsaña, bueno, tanto como a él no, a mi también me gusta el pescado, pero la verdad es que aprovecho las fiestas para pedirle a mi madre que me haga lagsaña, solo hay un problema, en casa no le gusta a nadie más que a mí, mi madre la come pero la verdad, se que le apetecería comer mejor otras cosas.

La historia viene desde el colegio, el caso es que hubo una época en la que tenía que quedarme al comedor, y allí, comíamos mucha sopa y también lagsaña, el día de la sopa, yo hacía recolección, a nadie le gustaba la sopa, a mi no me gustaban los garbanzos, así que cambiábamos una cosa por la otra, y la verdad, a veces incluso cambiaba ese plato por otro de la semana, es decir, que ese día yo era capaz hasta de tomarme cinco platos de sopa, para quitarme de en medio las judías verdes o la coliflor. La de locuras que hacía de pequeña...

El día de la lagsaña era un poco diferente, mi hermana lo pasaba realmente mal comiéndola, la entraban nauseas y se ponía mala, pero claro, hay que comer de todo, así que, mientras que la mayoría de los días yo era la última en entrar al comedor, el día de la lagsaña, mi hermana se ponía de las últimas de su turno y yo de las primeras de modo que coincidiéramos dentro y comiéramos juntas, y yo me comía su plato.

Cada vez que mi madre hace lagsaña, mi hermana y yo nos reímos recordando esas historias... ¡¡¡Que buenos momentos!!!

¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•

Si te ha parecido útil este post, no te olvides de unirte a nuestra página de facebook "EL ARTE DE LAS PALABRAS" y "AMISTAD SIN FRONTERAS" , allí encontrarás cosas que también pueden serte de utilidad.
Recuerda realizar un comentario en esta entrada, todo blog se alimenta de opiniones.

Además, no te olvides que puedes comprar nuestros libros Isemay en papelLatidosGuerrera Luna, Isemay en amazonUn encuentro esperado y Ateo de Amor. Pincha encima de sus nombres para acceder, mirar no cuesta nada. 

Y os recomiendo seguir el blog que amadrino, RELATOS PARA TODOS.

Un besazo.

9 comentarios:

CHARO dijo...

Pues amí me gusta muchísimo pero a mi marido no así que la tengo que comer muy de vez en cuando porque me da pereza preparar dos comidas distintas......los recuerdos de la infancia siempre gusta traerlos a relucir.Besicos

Entre palmeras... dijo...

Pues mira tú que a mi me encanta la lasagña, dejo el plato más exquisito por ella, así que para la próxima me invitas, el día del garbanzo lo pongo yo, que me quedan de rechupete.

Un abrazo, Tamara, espero todo esté bien y una linda semana

Aglaia Callia dijo...

¡Qué rico! A mí también me encanta la Lasagna; bueno, me gustan todas las pastas ;)

Besos.

mjesus dijo...

Hola preciosa, no te enfades enfades, oero eres cruel, tu hermana pobrecilla, ¿a ti te gusta todo?, a mi no me gusta el queso, ninguno, y se lo que te fastidia que no lo entiendan, habra que comer de todo pero yo puse mi vida en juego porque estaba en el hospital muy malita, el medijo que tomara yogur, dije, no, si me tengo que morir, muero, pero yogur no como. besitos

J.P. Alexander dijo...

Uy a mi ni me va ni me viene la lasaña, a mi padre le fascina. A mi me gusta si la puedo hacer con salsa blanca y no con tomate . Odio el tomate con odio jarocho. Te mando un beso y te me cuidas

sabores compartidos dijo...

Una bonita anecdota con tu hermana y el comedor del cole de protagonistas jeje
Bueno pase a saludarte antes de salir de vacaciones, cuidate mucho
Besotesssssssssssssssss

Yessy kan dijo...

Me encanta, me fascina y enloquece la lasaña. Ya sea vegetariana o con carnita. Imagino que lindos momentos han de pasar con tu hermana recordando la comida de tu madre.
Saludos

Tamara VN dijo...

Veo que os ha gustado mi lagsaña jejejeje. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola, Tamara
Também aprecio muito esse prato da cozinha italiana!
E, como também aprecio o teu blog, tenho feito aqui muitas visitas.
Aposto que tenho no meu «Vida e Pensamentos publicações que ainda não leste.
Fico a aguardar uma visita.
Bom fim de semana.
Um beijinho
Beatriz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...