¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

8 de julio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 20


Capítulo 20

Toda la noche curaron a Radians como les había explicado el doctor, las compresas se empapaban rápidamente, Flor y Violeta se turnaban continuamente y cada vez hacían falta más gasas y más vendaje comprensivo, José no se separó de su lado ni un momento, subía el agua fría y bajaba el agua que ya se ponía caliente, para que no la subiera la fiebre, la miraba, la observaba mientras se quejaba y rezaba para que se pusiera bien, sabía que lo que había hecho el doctor era lo mejor, pero estaba asustado, tal vez lo que sentía por ella no era solo amistad, incluso en un tiempo pensó que era porque la debía el haberla abandonado pero no era normal que se preocupara tanto, Lidia entró a la habitación antes de irse a dormir, se arrodilló en la cama y rezó por ella, después no volvió a entrar.

El médico regresó a la mañana siguiente pues había ido a atender un parto en el pueblo vecino, y el parto había durado más de doce horas ya que era de mellizos.

José estaba muy preocupado, la fiebre de Radians llegó hasta tal punto que deliraba y gritaba no me abandones otra vez, mama, papa, donde os fuisteis y cosas parecidas, José sabía que estaba sufriendo y que sus delirios no eran una buena señal, cuando el doctor llegó la revisó la herida y la cambió las compresas y las gasas esterilizadas poniendo otra venda que oprimiera la herida, cada vez salía menos sangre y las gasas tardaban más en empaparse, señal de que la hemorragia estaba disminuyendo.


9 comentarios:

Trinity P. Silver dijo...

Me ha gustado mucho tu forma de describir esta situación tan intensa :) Besos

Ana Martinez dijo...

Menos mal que parece que poco a poco Radians va a mejor. Ya me estaba asustando ja ja Un abrazo.

CHARO dijo...

Pobrecilla Radians lo que está sufriendo.Besicos

Yessy kan dijo...

Pobre Radians. Me gusta leer que José está pendiente de ella.
Besos

Entre palmeras... dijo...

Te dejo un abrazo, Tamara y descansa, siempre es necesario.

Cuídate

J.P. Alexander dijo...

Uy por lo menos esta mejor, veamos que pasará. Te mando un a brazo y te me cuidas

Tamara VN dijo...

Muchas gracias chicas por leerlo. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Este médico não tem mãos a medir! Trabalha ininterruptamente.
Parece que Radians vai melhorar!
Estou a gostar.
Um beijinho
Beatriz

Mela dijo...

No me parece justo que José se culpe de haberla abandonado... no tuvo otra opción
Parece que la hemorragia va a menos... me alegro
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...