Una nueva vida- Capítulo 24.2



José se negó al principio pero después de que insistiera mucho la dejó levantarse, Radians, se agarró a su cuello mientras éste la incorporaba en la cama para sentarla y que después ella se pusiera en pie. Aunque la dolía no se quejó, José pensó en el día en que le había dicho eso mismo a su padre, al principio se negó pero después le dejo levantarse porque sabía que sino cuando se marchara se levantaría solo. 

Cuando la sentó en la cama, Radians le miró, estaba pálida, pero José no quiso decírselo, sería mejor que ella no lo supiera. Radians plantó un pie en el suelo y noto el frío contacto de la baldosa, permaneció así un largo rato hasta que consiguió moverse lo suficiente como para apoyar el otro pie en el suelo, José la miraba amarrándola por los hombros, después Radians se agarró a su cuello y José la levantó despacio hasta que quedó totalmente de pie, ella se soltó del cuello de José y este aunque permaneció cerca la soltó, Radians dió un paso y después vio todo negro y se desmayó del dolor.

José la agarró en el aire mientras se desplomaba, la cogió en brazos y la llevó de nuevo a la cama, había sido una imprudencia dejarla que se levantara tan pronto, desde ese día la ejercitaría las piernas en la cama hasta que ya ningún movimiento la doliera y después la ayudaría a levantarse.


Continuará...

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Que mala suerte con este retroceso en la salud de radians.Besicos
Yessy kan ha dicho que…
Al menos trato de caminar. Ya es un avance. =)
Saludos
Tamara VN ha dicho que…
Gracias por venir chicas, vamos avanzando. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Tienen que tomárselo con calma... poco a poco
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor