¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

8 de agosto de 2014

Una nueva vida- Capítulo 24.3


Radians despertó al atardecer, José la agarraba de la mano y esta se movió, José abrió los ojos y la miro.

— ¿Estas bien?- la preguntó rápidamente

— Si, quiero beber agua- sonrió

José se levantó a su lado y la dió agua, después la explicó lo que había ocurrido y ella comenzó a recordar, también la dijo que la ejercitaría las piernas y sacando un bote de aceite de la mesita de noche, la destapo las piernas de la sabana y la arremango el camisón a la altura de la rodilla, la miró, el camisón era blanco y las los pechos subían y bajaban rápidamente, como podía estar excitándose si ella estaba enferma, se echo aceite en las manos y comenzó a masajearle las piernas subiendo y bajando, primero de la rodilla para abajo, después subió al muslo y aunque no llegaba hasta su ingle sabía que estaba cerca y solo con saberlo se excitaba.

Radians sentía las manos calientes de José paseándose arriba y abajo por sus piernas vigorosamente, después cuando ella comenzó a notar que se estaba excitando y que su cuerpo tenía unas reacciones muy extrañas al contacto de la mano de José, le pidió que comenzara ya con los ejercicios, esperando que no tuviera que tocarla tanto.

José comenzó a moverla las piernas arriba y abajo despacio al principio y después más rápido notaba que cuando la ponía a noventa grados con el cuerpo de Radians ella se ponía pálida, pero no se quejaba del dolor, poco a poco y día tras día Radians notaba una gran mejoría al ver que José ya no la tapaba la herida y la costra iba despareciendo con la miel, después, José comenzó a doblarla la rodilla y llevarla el muslo lo más pegado a la tripa que podía, después de dos semanas, José sabía que si a Radians ya no la dolía estaba preparada para levantarse.

Continuará...

3 comentarios:

Yessy kan dijo...

Con esos masajes como no se va mejorar Radians! Que buen detalle de José, inteligente el chico.
Besos

Tamara VN dijo...

jajaja Yessy yo me pido un hombre así que me de un masaje jejeje. Un besazo

Mela dijo...

Estas dos semanas serán inolvidables para José y para Radians
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...