Una nueva vida- Capítulo 26.1


      Era extraño que el padre de Lidia hubiera llegado tan pronto, era cierto que José le había pedido a su padre que le enviaran una notificación, pero no podía haberle llegado hasta el medio día y no podía haber viajado tan deprisa, al menos que ocurriera algo y ya estuviera de viaje, pero en ese caso no tendría de que preocuparse pues no sabía todavía la noticia.

— Flor, hazme un favor, llama a mi padre, dile que estoy hablando con el señor Cromson, el padre de Lidia, que estoy en el salón.

— Si, señorito José

— Espera Flor, ¿Radians preguntó por mí?

— No señor, ¿debería haberlo hecho?, la verdad es que lleva toda la tarde acostada, tenía un fuerte dolor de cabeza

— ¿Está bien?

— Si señor, me dijo que la despertara antes de que comenzaran a llegar los invitados, así que subiré ahora a despertarla

— Espera un rato más, déjala dormir, es normal que esté cansada. Llévale el té y anúnciale que enseguida voy

— Si, señorito José

— Por cierto, lléveme otro té a la sala

— Si, señorito, en seguida voy

— Señor Cromson- anunció Flor entrando al salón- enseguida el señorito José se reunirá con usted, aquí tiene el té, ¿quería algo más?

— No gracias- contestó Cromson

Pocos minutos después José entraba en la sala, ya se había cambiado de ropa, aunque le quedaba arreglarse mejor el pelo, ya que por el movimiento del viaje se había despeinado.

— Señor Cromson- saludó José entrando en la sala- no creí que vendría tan pronto, ¿ocurre algo?

— Me llegó la notificación de su padre

— Es raro que le haya llegado tan pronto, se ha apresurado usted en venir

— No, me encontraba en la hacienda, mi hija quería saber si una chica llamada Radians se había marchado ya de la casa, venía a hablarle de ese tema

— No se ha marchado y no se marchará- contestó seriamente José defendiéndola

— Creo que deberíamos discutir eso, pero dígame, ¿qué debe decirme del matrimonio?

— He decidido anularlo- contestó decidido

— ¿Qué quiere decir eso?- se levantó Cromson airado

— Lo que ha oído, no se ponga nervioso- le señaló levantándose también

— ¿Qué no me ponga nervioso?, estas renegando de mi hija- Grito

— Tío- contestó pues Lidia y Cromson eran parte de su familia- ambos sabemos que Lidia es muy bella y que puede tener los hombres, pretendientes y propuestas de matrimonio que quiera

— Nosotros aceptamos esta, además, no tendrá tantas propuestas después de haber sido renegada- grito

— Señor Cromson, la decisión ya esta tomada, y tranquilícese por que no sea más aceptada, yo diré que la culpa es mía

— No lo comprendo, ¿por qué quiere anularlo?

— Quiero casarme con otra mujer

— ¿Esa Radians?, mi hija me lo dijo, debí haberla hecho caso, la dije que aguantara, ahora veo que me equivoque- grito y salió de la casa dando un portazo.


Pocos minutos después Mateo entraba al salón, preocupado por los gritos que había oído desde la planta de arriba.

— No lo entendió muy bien- contestó José sin que su padre le preguntara nada

— Es normal, ¿sigues adelante?- no hizo falta indicaciones

— Si, padre, sigo adelante, ofrece una buena indemnización de mi herencia a Lidia. Ahora voy a cambiarme.

Y vayamos con el capítulo 27, espero que os esté gustando.

Comentarios

Boris Estebitan ha dicho que…
Genial como vas avanzando con tu historia, espero el cap 27.
Yessy kan ha dicho que…
Buenísimo capitulo. Me encanto leer que ya José suspendió la boda con Lidia. Veremos que más obstáculos estarán por llegar. Creo que Lidia no se va quedar cruzada de brazos. Que emocionante!
Besos
Tamara VN ha dicho que…
Gracias por venir a leerme. Un besazo.
Mela ha dicho que…
Me gusta la actitud de José... sabe lo que quiere y está decidido a conseguirlo
Besos

Entradas populares de este blog

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO