¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

3 de septiembre de 2014

Una nueva vida- Capítulo 29.4


— ¿Lo has pasado bien?- preguntó José sonriéndola, pues parecía que el temperamento de Radians se había calmado

— Si, nunca había hecho esto-rió- ha sido divertido aunque también cansado- y recordó que no podía seguirle el juego porque formaba parte de su cortejo, él no la quería, ¿por qué quería casarse con ella?- lo siento, estoy muy cansada, hasta mañana – susurró y cuando él se acercó para darla un beso en la mejilla de buenas noches ella se dió la vuelta y desapareció en la oscuridad de su habitación cerrando la puerta tras ella.

En ese momento José estaba tan concentrado en Radians que no notó la presencia de alguien más en la casa. José regresó a su cuarto y se acostó en la cama, estaba agotado, se quitó las botas él solo porque no quería pedir ayuda a Flor que ya estaría dormida y se acostó encima del cobertor.

Radians se tumbó en la cama y pensó en los acontecimientos sucedidos esa noche, recordaba cada palabra de José, “desearía bailar contigo este baile”, “es parte de mi cortejo”, “quiero estar contigo”, “vayamos al cuarto y charlemos”, todas esas frases sueltas rondaban una y otra vez alrededor de la cabeza de Radians y la impedían conciliar el sueño, oyó ruidos fuera pero no se movió, probablemente alguno de los criados recogía el salón después de la cena. Aunque los ruidos estaban cerca de la puerta de su cuarto, sino era justo delante, pero no le dió importancia. Poco a poco y después de que desaparecieran los pasos, a Radians la fue venciendo el sueño y unos minutos más tarde se quedó dormida.

Podría decirse que aunque le libro no esta dividido en partes, aquí, en caso de que fuera así, empezaría una segunda aventura, voy a dejaros unos días para que os pongáis al día con la historia y continuaremos con el capítulo 30 que correspondería al libro sin maquetar, a la página 221.

7 comentarios:

Entre palmeras... dijo...

Saluditos muchos, Tamara, esperotodo vaya mejorando.

CHARO dijo...

Pues me has dejado toda intrigada con esos pasos sospechosos.Besicos

Ana Martinez dijo...

Por fin me he puesto al día después de dos meses de desconexión total ji ji Gracias por seguir compartiendo tu novela con nosotros, Tamara. Un gran abrazo.

J.P. Alexander dijo...

Uy veamos, que pasa.Te mando un beso

Yessy kan dijo...

Radians lo está haciendo sufrir, lo está haciendo añicos. Pero hasta cuándo? =)
Qué horror, quien será? Me dejas como siempre mordiendo las unas de suspenso.
Besos

Tamara VN dijo...

Se que os tengo en ascuas, lo siento el día 14 vuelve a retomarse la historia. Un besazo.

Mela dijo...

Pues la verdad es que no sé de quién pueden ser esos pasos
Y no entiendo por qué Radians sigue pensando que José no la quiere
Bueno, el amor es complicado, eso está claro
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...