¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

11 de diciembre de 2014

Una nueva vida 46.5



La noche anterior a la boda, Radians estuvo hablando con Lorena, también había hablado con Roller y este la había dicho que les dejaría que vivieran en una de sus propiedades con la condición de que la mantuvieran en orden. Eduardo y Lorena habían hablado con José, este les dijo que acompañaría a Lorena al altar, que pasaría a buscarla media hora antes de la ceremonia.

La hora de la unión llegó, Lorena estaba muy nerviosa, Radians había estado con ella minutos antes de que José llegara y la acompañara hasta la iglesia. El vestido blanco sonaba al arrastrar contra el suelo.

Eduardo llegó al altar del brazo de Radians, que llevaba un vestido color dorado, que hacía juego con el de las damas de honor, hubo pocos invitados, pero suficientes como para una gran fiesta, Eduardo sonreía a su amiga y deseaba que todo saliera bien, era el día de su boda, se casaría con la mujer que amaba, todo debía salir bien, por él, por Lorena, por ambos y su futuro juntos.

— ¿Qué te ocurre?- le preguntó Radians cuando llegaron por fin al altar y se dieron la vuelta observando la puerta para ver la entrada de la novia, aunque aún no había llegado- estate tranquilo, llegará

— Lo sé, no es eso lo que me preocupa- le contestó nervioso

— ¿Entonces, que te perturba?- le preguntó Radians sonriendo a otros dos invitados que entraban en la iglesia

— Temo no ser un buen marido, o que hoy algo salga mal, o que...

— Eduardo- le pidió Radians silencio- debes tranquilizarte, os amáis y mientras eso siga ocurriendo y ambos os respetéis, todo irá bien, seréis felices porque así está escrito, habéis pasado mucho por estar juntos, ahora es el momento en el que no debes preocuparte por nada

— Tienes razón- asintió Eduardo y comenzó a tranquilizarse creyendo en las palabras de su amiga

— Y si te sirve de consuelo, creo que no solo serás un buen marido, sino que además serás un excelente padre

5 comentarios:

Wendo dijo...

Venga, esto se ha quedado muy bueno! que nervios!

J.P. Alexander dijo...

Si Eduardo es un gran hombre veamos que pasa en la boda. Te mando un beso

sabores compartidos dijo...

Marido y padre dos cometidos dificiles de combinar y que se puedan hacer bien jejejeej
Besotesssssssssssssss

Yessy kan dijo...

Oh oh este acercamiento promete. Radians debe estar contenta. Valió la pena el chantaje blanco.

Mela dijo...

jajaja... Me río porque soy mala y me hacen gracia los nervios que está pasando Eduardo en el altar... mientras espera a Lorena
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...