Una nueva vida 54.4


— Me casaré contigo, confórmate- le pidió, porque ella deseaba casarse con él pero porque le quería no porque le deseara- ¿me darás tiempo para acostumbrarme?

— Te daré tiempo para reponerte- la dijo- dentro de un mes nos iremos a la hacienda, allí respirarás aire puro y descansarás, cuando regresemos comenzarás a preparar la boda, ¿qué te parece?

— Muy bien- repuso Radians esperando que en un mes se acostumbrara a que compartiría la vida con un hombre que solo la deseaba, tal vez tarde o temprano él aprendiera a amarla y ella solo a desearle- me gustará volver a la hacienda, tengo ganas de ver a mi primo

— Le verás, pero también espero que estés mucho tiempo conmigo, pasearemos por la hacienda e iremos juntos a las fiestas de por la noche, ¿aceptas?

— Acepto, te acompañaré a la hacienda, solo esperó que no me agobies, necesitaré tiempo para reponerme de estos meses y para hacerme a la idea de que ya no soy una mujer libre

— Y de que ya no podrás coquetear con otros hombres- continuó la frase

La conversación duró unos minutos más, después José acompañó a Radians hasta la puerta de su cuarto y esta entró con la ayuda de una criada que aún estaba despierta, que después acompañó a José a la salida, habían quedado para verse a la hora de comer.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Parece que esto ya va por buen camino.Besicos
Ana Martinez ha dicho que…
Yo creo que José no sólo la desea sino que también la ama. Un beso.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy cuando se darán cuenta que se quieren. Te mando un beso
Mela ha dicho que…
Me alegra que Radians haya contestado que sí
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor