No hay cielo ni estrellas que alivien, mi soledad

Porque eres y serás parte de mi vida,
porque apareciste un día para cambiarlo todo, para darme un nuevo rumbo y un nuevo sentido a la palabra amar.
Porque ya no concibo una vida sin tus mensajes de buenos días, sin ser la última persona con la que hable por la noche, sin tu mano agarrándome en las crisis y sin tu fuerza en cada una de mis pruebas.
Porque no quiero pasar un día sin tus abrazos, mimos, caricias, besos, 
porque hasta cuando me sacas la lengua y me llamas pesada porque te digo que te quiero me haces feliz.
Porque nunca imaginé que podrías llenarme tanto estando tan lejos, ayudarme tanto, acompañarme tanto, ser tanto.
Porque todo empezó como una amistad y te convertiste en el compañero que quiero en mi vida por los restos.
Porque tampoco hay ni cielo ni estrellas que alivien la soledad de no dormir abrazada a ti.


Te quiero saltamontes.

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Hermoso escrito de una persona muy enamorada.Besicos
Ceciely ha dicho que…
Hola Tamara. Es preciosa esta confesión de amor. Cuánt@s se reconocerán en tus palabras.
Parece que es nuevo este blog, o estoy equivocada?
Abrazo esperando que se alivien los duros momentos.

Bienaventurada ha dicho que…
Awww que romántico, un abrazo Tamara, que tengas linda semana.
Carmen Silza ha dicho que…
Que bello Tamara,un placer leer tu corazón, me siento identificada amiga.
Feliz semana.
Un gran abrazo

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

Feliz día de la mujer trabajadora

Mátate estudiando, y serás un cadáver culto.