¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

3 de noviembre de 2010

¿Olvidamos a los que se van?


Para algunos fue Halloween, para otros el día en que fueron al cementerio a llevar flores a sus difuntos, padres, hermanos, maridos, hijos…



Que mezcla de día, y que mezcla de culturas, hace algunos años, ni siquiera conocíamos que era Halloween, ahora es raro el joven que no se disfraza y sale a la calle a celebrar con los amigos la noche del terror.

Pero no voy a hablar de esto, aunque si lo encauzo para hablar de las personas que están enterradas en los cementerios.

Desde pequeña, siempre he acompañado a mi madre, mi tía y mi abuela al cementerio. 


La tumba de mi abuelo siempre esta llena de flores, incluso tiene un rosal en la parte de abajo, para que siempre las tenga en el caso de que no podamos ir. 


Por otro lado, las lápidas de alrededor son frías, con colores realmente apagados, pequeños ornamentos que no decoran ni rememoran el paso de la vida a la muerte de las personas que yacen en ellas.

Desde pequeña, siempre he leído lo que pone en cada una de ellas, Fulanito de tal, fallecido tal día, tu mujer e hijos no te olvidan, y así un sin fín de ellas con millones de dedicatorias.

Justo la tumba que hay en frente de la de mi abuelo, nunca tiene ninguna flor, y a mí desde pequeña siempre me ha dado pena, tanto, que cuando quitaban las flores a mi abuelo, o alguna de las que acababan de comprar se quedaba sin tallo, yo la colocaba encima de la lápida. (Mi tía hacía lo mismo con una lápida que hay cerca de donde enterraron a mis bisabuelos)





Mi abuela siempre me ha dicho, que lo mismo esa tumba no tiene flores porque a los parientes o al mismo hombre no le gustaban las flores, pero yo creo que es todo lo contrario, seguramente sus parientes no puedan ir a visitarle a menudo para colocar color a su muerte, puede ser que jamás la hayan superado, o que no le queden parientes… pienso de esta manera porque no quiero imaginarme como una persona puede olvidar jamás a las personas que han fallecido y a las que ha amado.

Así pues, mientras algunos se disfrazaban para ir a Halloween, mi familia se disponía la marcha para visitar a mi abuelo.

Este año no he podido ir, y no dejo de preguntarme, si alguien se ha acordado de esa lápida vacía. Así que, esta entrada, va dedicada a todas las personas que murieron, y que por circunstancias varias, sus lápidas están vacías de flores.

2 comentarios:

carmen lopez dijo...

Feliz Semana Santa y felices vacaciones, que lo disfrutes.
por cierto no he tenido ocasión de decírtelo pero este blog esta genial. Enhorabuena.
besos. carmen

Tamara dijo...

Gracias Carmen, me alegro de que te guste, felices vacaciones. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...