Isemay- Parte 2.2 VIVO

Horas más tarde volvieron a abrir la puerta y los bornes volvieron a chirriar, con paso lento entró un hombre mayor, el pelo canoso y grasiento, parecía que llevaba años sin darse un lavado, alguien debía estar prohibiendo la higiene en aquel lugar. Le miró, y las ojeras bajo sus ojos, le mostraron cuanto tiempo había vivido y en esas pésimas condiciones, la edad podía apiadarse ya del cuerpo del anciano y dejarle descansar en paz, para siempre.
El anciano, miró a cada uno de los lados, como si esperara encontrar allí otra cosa, y parpadeó varias veces, no se sabía si por el exceso de luz, o por el defecto de ella, ya que a Osmar le molestaba por lo primero. Se acercó al fondo de la sala y dejó un cubo lleno de un líquido ennegrecido que se derramó en el suelo cuando lo soltó con fuerza, el hombre parecía agotado y daba aspecto de no haber comido en varios días, pero en esos momentos más que lástima Osmar sabía que se lo merecería por no ayudarle a escapar de allí.
Instantes después, un trozo de madera desprendido del techo cayó sobre el cubo y salpicó, ese líquido oscuro, podría ser agua, pero Osmar cerró los ojos un momento, sabía que si se la daban a beber debería tragarla, pues era la única manera de sobrevivir, pero no estaba seguro de que eso no le llevara a coger una infección.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Hagamos