¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

27 de abril de 2011

Donde hay amor... lo hay todo

Una mujer salió de su casa y vio a tres viejos de largas barbas sentados frente a su jardín.


Ella no los conocía y les dijo: 
  • No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor entren a mi casa para que coman algo. 
  • No podemos entrar a una casa los tres juntos- Explicaron los viejitos. 
  • ¿Por qué?- Quiso saber ella.
Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:
  • Su nombre es Riqueza.
Luego indicó hacia el otro:
  • Su nombre es Éxito y yo me llamo Amor. Ahora ve adentro y decide con tu marido a cuál de nosotros tres deseáis invitar a vuestra casa.
La mujer entró a su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron. El hombre se puso feliz:
  • ¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto entonces invitemos a Riqueza, que entre y llene nuestra casa.
Su esposa no estuvo de acuerdo:
  • Querido, ¿Por qué no invitamos a Éxito?
Su hija se enteró y fue corriendo hasta su casa:
  • ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor. 
  • Hagamos caso del consejo de nuestra hija- Dijo el esposo a su mujer- Ve fuera e invita a Amor a que sea nuestro huesped.

    La esposa salió y les preguntó:
    • ¿Cuál de ustedes es Amor? Por favor que venga y que sea nuestro invitado.
    Amor se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa. Los otros dos también se levantaron y le siguieron. Sorprendida, la mujer les preguntó a Riqueza y a Éxito:
    • Yo invité sólo a Amor ¿Por qué Ustedes también vienen?
    Los viejitos respondieron juntos:
    • Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito los otros dos habrían permanecido fuera, pero ya que invitaste a Amor, donde vaya él, nosotros vamos. Porque donde hay amor, hay también hay riqueza y éxito.

    Autor: Desconocido

    No hay comentarios:

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...