Isemay- Parte 5.4 VIVO

El duque había oído detrás de la puerta todo lo que ambos jóvenes se habían dicho, no es que él los superara en edad a ninguno, pero estaba claro que el tiempo lo había endurecido más que a ellos. Acababan de cometer el peor error de su vida, ¿Lady Isemay jamás había sido tomada por su esposo?, uno se enteraba de cosas muy interesantes cuando fisgoneaba tras las puertas, aunque más bien, no podría llamar fisgonear, cuando los tenía recluidos en su propio calabozo. Tal vez, debería hacer caso a la petición de Uwuain y soltarle para que despedazara con sus manos a Osmar, él no se mancharía con la sangre del halcón negro, e Isemay podría ser finalmente su esposa al quedar viuda, estaba empezando a preguntarse que si le contaba lo sucedido a Uwuain tal vez él le apoyara.
-                            Bonito recibimiento tienen ustedes- entró en la habitación- a penas llegó de mi viaje y me entero de que están discutiendo- se acercó a los jóvenes que estaban apoyados en la pared mirándole con furia- encender otra antorcha, no veo nada- ordenó a uno de los guardias de la puerta- ¿puedo saber el motivo de vuestra discrepancia?- volvió a dirigirse a ellos, mirando primero a uno y después al otro.
-                            No es de tu incumbencia- le contestó Osmar.
-                            En verdad si, pues creí oír hablar de la joven Isemay- sonrió al ver la cara de asombro de ambos.
-                            Es de muy mala educación escuchar conversaciones ajenas- intervino Uwuain, pues no estaba dispuesto a discutir con ese hombre sobre su hermana.
-                            Es una beldad poco común, causo sensación en la corte- les informó.
-                            ¿En la corte?- pregunto Osmar- ella nunca ha ido a la corte.
-                            Oh, por supuesto que lo hizo, y aproximadamente durante estos últimos cuatro meses- volvió a informarles.
-                            Mi esposa esta debidamente acompañada de una mujer, que jamás la llevaría a la corte- desmintió las palabras del duque.
-                            Creo que me explique mal, no fue la anciana la que llevó a Isemay a la corte- se volvió para ver quien entraba- ¿Ocurre algo?– le preguntó a un soldado que acababa de llegar.
-                            La joven ha sido secuestrada mi lord, enseguida estará entre nosotros- habló el soldado en bajo cerca del oído de Wilde.
-                            Espero que no haya sufrido ningún daño- miro el duque a los ojos del soldado hablándole también en bajo- mi prometida debe llegar sana y salva hasta aquí, espero que traiga suficientes hombres para protegerla- comentó esto último en alto para que los prisioneros lo oyeran.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

BLOG REGISTRADO